domingo, junio 26, 2022
Inicio EL MUNDO Yoweri Museveni gana elecciones en Uganda continúa en su sexto mandato

Yoweri Museveni gana elecciones en Uganda continúa en su sexto mandato

- Advertisement -

El segundo lugar quedó para Robert Kyagulanyi, líder de la oposición, quien obtuvo el 34,83% de los votos presentándose como candidato con formación de centro izquierda.

Punto Noticias.- El actual jefe de Estado de Uganda y candidato por el Movimiento de Resistencia Nacional (NRM), Yoweri Museveni, ganó las elecciones presidenciales del pasado jueves 14 de enero de 2021, con el 58,64% de los sufragios, lo confirmó ayer la Comisión Electoral.

 

El segundo lugar quedó para Robert Kyagulanyi, líder de la oposición y cantante conocido como Bobi Wine, quien obtuvo el 34,83% de los votos presentándose como candidato de la Plataforma de Unidad Nacional (NUP), con formación de centro izquierda.

Los demás candidatos fueron Patrick Oboi Amuriat del Foro para el Cambio Democrático (3,24% de los votos), Mugisha Muntu de Alianza para la Transformación Nacional (0,65%) o Norbert Mao del Partido Democrático (0,56%), en total fueron once candidaturas.

De esta manera, Museveni de 76 años de edad y en el poder desde 1986, revalida su sexto mandato.

Las acusaciones y denuncias de fraude electoral alzaron su voz, el opositor Robert Kyagulanyi denunció los comicios por fraude electoral, calificando los resultados como del “peor fraude electoral de la historia del país”.

El presidente de la Comisión Electoral, Simon Byabakama, rechazó todas las acusaciones de fraude de la oposición, Bobi Wine respondió que mostrará pruebas, señalando en primer lugar que las elecciones se celebraron con la capital tomada por militares y vehículos blindados y con la red de Internet bloqueada en todo el país.

De su lado, Nicholas Opiyo, un reconocido activista por los derechos humanos de Uganda y arrestado en varias veces por sus críticas al gobierno de Museveni, declaró a EFE que estas elecciones “no han sido ni libres ni justas” debido a los cientos de arrestos de partidarios de la oposiciónla violencia contra los periodistas o la alta presencia militar y policial en las calles, especialmente de la capital. Esto “hace que, en mi opinión, estas sean las peores elecciones que Uganda ha visto en mucho tiempo”, dijo Opiyo.

Incluso, el régimen ignoró las recomendaciones e indicadores de observadores internacionales, esta vez apenas se enviaron. En las elecciones de 2016, donde Museveni obtuvo el 60,7% de los votos, ya recibieron acusaciones y denuncias de fraude por parte de observadores de la Unión Europea, de la Unión Africana y de la Commonwealth.

Kizza Besigye, hace rato principal opositor al régimen y obligado a exiliarse en la década de los 90, señaló que se promovió el fraude electoral “utilizando la intimidación de los votantes, el encarcelamiento de los opositores, el sabotaje de los mítines, la entrega tardía de material electoral, el retraso en la apertura de las elecciones Centros, falsificación de votos en centros de registro no revelados, y soborno, entre otras malas prácticas”. El propio Besigye fue detenido hasta cuatro ocasiones en febrero durante la celebración de esos comicios.

Presencia omnipresente de las fuerzas militares fue “incluso si el día de las elecciones no hubo grandes brotes de violencia ni graves altercados con la policía, la brutal presencia militar y policial no es un símbolo de unas elecciones libres” sino “de la presión por parte del Estado”, observó el activista Nicholas Opiyo.

La toma de las calles por la policía y el ejército en las elecciones, unido a las detenciones arbitrarias y a la violencia, ya es habitual. El propio líder de la oposición, Bobi Wine, de 38 años, que comenzó su carrera política en 2017, lo arrestaron en diferentes ocasiones tras convertirse en una de las voces más críticas al Gobierno.

Uno de los sucesos más significativos fue en noviembre de 2020 cuando la policía provocó la muerte de 54 personas al dispersar violentamente una protesta que se dio en todo el país contra uno de los arrestos de Bobi Wine, lo que provocó conmoción en toda Uganda.

También, se denuncia que la presencia del ejército en las zonas más rurales y pobres de Uganda evitó que Bobi Wine haga campaña y darse a conocer. Así, en lugares como Karamoja, Museveni ganó con entre el 80 y el 90% de los sufragios, mientras el líder opositor resultó ganador en las zonas más urbanas y prósperas.

Así mismo, “muchas personas me han dicho que políticos locales del partido gobernante les aseguraron que si no votaban a Museveni podría comenzar una nueva guerra, así que muchas personas le han votado por miedo a esa guerra”, explicó un reportero local que prefirió mantenerse en el anonimato.

Fuente: Al Descubierto

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES