viernes, agosto 19, 2022
InicioNACIONALESSe ve complicado el futuro económico de Ecuador

Se ve complicado el futuro económico de Ecuador

- Advertisement -

Como ingresos permanentes, define a las concesiones que no existe en la proforma presupuestaria en los próximos años.

Aun así, el Gobierno propuso una reforma tributaria a la Asamblea, este trámite constituye parte del plan económico remplazando por un tiempo la eliminación de subsidios.

Esta proforma presupuestaria que el Gobierno Nacional presenta a casi tres horas de empezar el feriado de cuatro días por el Día de Difuntos e Independencia de Cuenca, avizora problemas a mediano y largo plazo, los cuales se superarán apretadamente el año venidero pero los siguientes años podrían ser catastróficos (2021, 2022,2023), para el año 2023 deberá recaudarse USD 800 millones más que en el 2020 por el Impuesto al Valor Agregado, este planificación cuatrianual es preocupante.

Varios analistas y expertos que examinaron el documento presentado, el 31 de octubre y deberá estar aprobado hasta el 30 de noviembre, indican que no específica la forma del crecimiento sostenido para después del 2021. Esta propuesta económica de Richard Martínez, ministro de Economía y Finanzas, solo es un paliativo para el próximo año.

Martínez y su equipo aspira a obtener unos 2.000 millones de dólares en 2020 por la entrega a manos privadas de la hidroeléctrica Sopladora, la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) y el Banco del Pacífico. Esta concesión de empresas públicas y otras obras estatales, son ingresos que el Gobierno nacional cuenta como permanentes.

Fausto Ortiz, exministro de Economía y Finanzas, le preocupa que ese valor se contemple entre los montos permanentes, cuando no lo son, en los siguientes años no se concesionará nuevamente las propiedades públicas porque ya estarían en manos privadas. Pero en su trino en twitter indica que “en el 2021 habrá que reemplazarlos con otros [ingresos] permanentes verdaderos. Recorte, gasto, combustibles, impuestos”.

Uno de los factores que alertan son el optimismo estatal cuando la actual administración contemplaba lograr concesiones en este año y no logró, conociendo también el caso del gobierno anterior que también fracasó en ese intento.

Lo recursos que se obtengan de la monetización de activos, no debería utilizarse para gasto corriente, sería un error según ciertos analistas consultados.

Más allá del incremento de algunos impuestos, no se avizora ningún otro tipo de alternativa para generar fondos, al parecer Lenín Moreno será presidente solo hasta el 2021, ya que las encuestas no calzan para una reelección.

Únicamente por impuestos se recaudaría USD 14.323 millones para el 2020, pero para el 2023, sería de USD 15.632 millones, aumentando casi USD 1.300 millones que no se explican en el proyecto.

Larry Yumibanda, presidente del Colegio de Economista del Guayas, indica que el Gobierno no frena la desaceleración económica, además no se ve que el Producto Interno Bruto (PIB) crezca como aseguran autoridades del gobierno.

Otras apreciaciones apuntan a que el Gobierno del presidente Lenín Moreno no indica los mecanismos concretos para generación de más fuentes de empleo. Lo que corresponde al Presupuesto General del Estado para 2020 es menor a USD 260 millones para inversión en infraestructura.

Fuente: Expreso

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES