viernes, agosto 19, 2022
InicioDESTACADOS¿Ruth Arregui dejó a su pareja como superintendente de Bancos subrogante, antes...

¿Ruth Arregui dejó a su pareja como superintendente de Bancos subrogante, antes de ser destituida?

- Advertisement -

Rosa Matilde Guerrero fue nombrada Intendente General un día antes el juicio político contra Arregui y ahora es la nueva superintendente ante la ausencia de la titular.

Por Andrés Durán y Adrián Acosta

Un día antes de ser destituida por la Asamblea Nacional, mediante juicio político, la entonces superintendente de Bancos, Ruth Arregui, movió las fichas dentro de la institución.

La censura se dio con 85 votos provenientes de las bancadas de UNES, Izquierda Democrática, una parte de Pachakutik y algunos asambleístas independientes.

Anticipándose a lo que podía suceder en la Asamblea, Arregui dispuso que Rosa Matilde Guerrero Murgueytio, persona de su entera confianza y quien se desempeñana como Asesora 2, asuma las funciones de Intendente General, es decir la segunda máxima autoridad del organismo de control.

El nombramiento se ejecutó mediante Resolución Administrativa número 2022-0025, de 21 de febrero, suscrita por Javier Bolaños, Intendente General de Gestión Institucional.

En el mismo documento se dispuso la remoción de Amparo Espinoza Zambrano, quien cumplía la función de Intenedente General, para que ese cargo sea ocupado por Guerrero.

Espinoza pasó a ocupar el cargo de Intendente Nacional de Control del Sistema de Seguridad Social.

Lo cuestionable de este nombramiento es que Rosa Matilde Guerrero es la pareja sentimental de Ruth Arregui, según denuncia en su cuenta de Twitter, el ciudadano Roberto W. Loor. Esta afirmación fue coroborada por fuentes internas de la Superintendencia de Bancos.

Rosa Matilde Guerrero ha estado vinculada por varios años al Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Su última función en ese organismo fue de Directora Ejecutiva por Ecuador y Chile, en el gobierno de Lenin Moreno.

Cuenta con dos maestrías, una en Microfinanzas y otra en Economía, en España y México, respectivamente.

Mientras prestaba funciones en el BID, Guerrero ya frecuentaba las oficinas de la Superintendencia de Bancos y participaba activamente en actividades organizadas por la institución.

Tras su salida del BID, en agosto de 2019, ingresó a la Superintendencia de Bancos, el 20 de septiembre del mismo año como asesora 2, con una remuneración de USD 3.247.

El día del juicio político, el martes 22 de febrero, Guerrero presentó su declaración patrimonial juramentada, de inicio de gestión como Intendente General, ante la Contraloría General del Estado.

Luego de la destitución de Ruth Arregui, la Intendente General, Rosa Matilde Guerrero, asumió inmediatamente como superintendente de Bancos Subrogante, amparada en el Estatuto Orgánico de Gestión Organizacional por Procesos de la Superintendencia de Bancos.

El artículo 10, literal D, referente a las atribuciones del Intendente General, establece que subrogará las funciones del Superintendente de Bancos, por ausencia temporal o definitiva de la máxima autoridad de la entidad.

En apego a los códigos deontológicos del periodismo, buscamos la versión de la exsuperintendente, Ruth Arregui, y de la superintendente subrogante, Rosa Matilde Guerrero.

En el caso de Guerrero, su teléfono celuar fue contestado por una mujer que aseguró que ese número no correspondía a la persona solicitada.

Por su parte, Ruth Arregui atendió brevemente la llamada y, en tono molesto, evitó confirmar o negar la supuesta relación con la ahora superintendente de Bancos Subrogante.

“Perdóneme, me parece terrible lo que usted está haciendo, si usted es periodista, eso me parece terrible, discúlpeme, me parece que no tiene ni pies ni cabeza, aquí hay un juicio político precisamente porque hemos hecho una excelente supervisión bancaria. No le tengo por qué contestar cosas que no tienen nada que ver con el juicio”, expresó Arregui y cortó la comunicación.

La flamante superintendente subrogante de Bancos, Rosa Matilde Guerrero, permanecerá en el cargo hasta que el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) nombre a la nueva autoridad titular, que será elegida de una terna que debe enviar el presidente de la República, Guillermo Lasso.

Antes del juicio político, Lasso defendió públicamente, en varias ocasiones, la gestión desempeñada por Ruth Arregui al frente de la institución de control financiero.

Al estar al frente del organismo una persona de entera confianza de Arregui, el mandatario no tendría ningún apuro en remitir la lista de candidatos al CPCCS.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES