lunes, octubre 25, 2021
Inicio NACIONALES Parte policial incompleto y aviso tardío a Fiscalía en caso de niños...

Parte policial incompleto y aviso tardío a Fiscalía en caso de niños de Naranjal que llegaron al hospital con signos de violencia

- Advertisement -

Informe pericial aún no llega a la entidad, que inició investigaciones contra MIES y UNIPEN

En Naranjal, provincia del Guayas, hermanos de 6 y 8 años fueron violentados presuntamente por su madrastra a inicios de septiembre, sin embargo, la Fiscalía conoció el hecho 4 días después.

Según la Fiscalía, el 4 de septiembre, el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) y la Unidad Nacional de Investigación y Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (UNIPEN) habrían conocido del ingreso del niño en estado grave, con signos de violación, maltrato físico y tortura al Hospital Francisco de Icaza Bustamante.

Un día después, el MIES reportó a la UNIPEN que otra menor de 8 años, del mismo entorno familiar, también sería víctima de violencia física y sexual.

El lunes 6 de septiembre, la UNIPEN comunicó a la Fiscalía del ingreso del menor a la casa de salud, 4 días antes.

«Ninguna de las instituciones que conoció de los hechos, los remitió a Fiscalía como manda la Ley, por lo cual se inició una investigación contra esas entidades”, dijo la entidad.

El parte policial, entregado el 6 de septiembre a la Fiscalía, estaba incompleto: sin el reconocimiento médico-legal ni los informes médicos de los hospitales.

“Documentos que fueron anexados en un alcance enviado por UNIPEN el 7 del mismo mes. Inclusive, existen dos informes periciales médicos, uno de los cuales fue entregado a la FGE recién el 13 de septiembre, mientras que el segundo aún no ha sido remitido a la Institución”.

El padre y madrastra de los menores aún permanecen en la casa, donde habrían ocurrido los presuntos abusos físicos y sexuales.

Así lo evidencia fotos tomadas el 22 de septiembre por agentes policiales, quienes siguen el caso y vigilan a 6 niños que están a cargo de la pareja, investigada por presunta violencia física y sexual.

“Hemos activado los botones de seguridad a los vecinos colindantes a este inmueble con la finalidad de que ellos sean las alarmas en el caso de algún movimiento extraño. Si bien es cierto, Policía Nacional no tiene directamente esta responsabilidad, pero, como una institución que precautela los derechos de los niños y la adolescencia, está utilizando estas estrategias para que físicamente constante la presencia de estas personas”, informó un jefe policial.

El niño está en un hospital de Guayaquil en estado critico y fue operado por octava ocasión.

Fuente: Fiscalía y Ecuavisa

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES