domingo, mayo 22, 2022
Inicio DEPORTES Los Mundiales de Ecuador

Los Mundiales de Ecuador

- Advertisement -

Por: Andrés Luna Montalvo

En La Pinta, entre Amazonas y Juan León Mera, el 07 de noviembre de 2001 un grupo de mozalbetes interrumpíamos el tránsito sacudiendo autos, hundiendo capós y gritando desaforados “¡Ecuador!” una y otra y otra vez repetidamente. La Pinta, La Niña, entre Juan León Mera y Reina Victoria, a una cuadra de la Avenida Francisco de Orellana, eran hace 20 años la zona rosa que albergaba los bares y farras de Quito. No solamente ese miércoles “la zona” se vistió de amarillo, la primera vez siempre es especial y casi en todos los partidos de la ronda de revanchas (excepto la derrota 0-2 en casa contra Argentina) hubo festejo porque la clasificación a Corea de Sur y Japón parecía inminente.

Los Mundiales de Fútbol de la FIFA se disputan desde 1930 y Ecuador no había jugado ninguno hasta el 2002. Tampoco habíamos ganado una Copa América y las dos finales de Copa Libertadores alcanzadas por el Barcelona de Guayaquil en 1990 y 1998 eran lo más cerca que teníamos de una celebración. El debut fue a las 06:30 de la mañana contra Italia (0-2) y el segundo partido a la 01:30 contra México (1-2). Aquel Mundial, el primero celebrado en Asia, preferí mirarlo sentado y tomando apuntes para mantenerme despierto durante todas las madrugadas.

Alemania 2006 tuvo otra sensación, era el plantel base del 2002 en un estado de madurez y reforzado con los nuevos talentos aparecidos en los últimos dos años, Carlos Tenorio el mejor ejemplo. Aunque en Corea del Sur y Japón abandonamos el torneo en primera fase, logramos nuestra primera victoria en un Mundial, 1 a 0 contra Croacia; en territorio teutón, ambiciosos como somos, los ecuatorianos queríamos llegar más lejos con un equipo que se había consagrado y lo conseguimos. Victoria sobre Polonia (2-0), triunfo ante Costa Rica (3-0) y derrota de trámite ante Alemania (0-3). Inglaterra nos despachó en Octavos de Final con tiro libre de David Beckham con un balón al que todos los ecuatorianos creemos que llegábamos, menos el arquero titular Cristhian Mora.

La muy buena presentación de 2006 nos decepcionó en 2014 cuando nuevamente nos despedíamos prematuramente en primera fase pese a sumar cuatro puntos, incluido un empate con Francia (0-0), el mejor resultado que tenemos registrado en Mundiales ante un Campeón del Mundo. Han pasado más de 20 años desde las primeras celebraciones y los festejos tras conseguir el pasaje a Qatar el pasado jueves ni de cerca nos hacen recordar el caos del 2001, no solo por la derrota ante Paraguay sino porque jugar cuatro de los últimos seis Mundiales te quita la capacidad de asombro y la alegría de la sorpresa. Son otras aspiraciones las que rodean a este nuevo logro y es la sensación de que ya no somos el pequeño que quiere derribar gigantes sino el equipo que puede medirse entre iguales con cualquier potencia ecuménica.

A Qatar el ecuatoriano no va “a aprender” ni “a ver qué pasa”, el crecimiento relativo del fútbol en Ecuador nos invita a aspirar cada vez más alto: Liga Deportiva Universitaria tiene una Copa Libertadores de América, Independiente del Valle una Copa Sudamericana, para Barcelona y Emelec no tener alguna de aquellas ya sabe a poco. Lo mismo con Ecuador, celebraciones desbordadas, mortales, caóticas e incontenibles como las del 2002 solo podremos repetirlas en razón de un título, quizás de Copa América o por supuesto de un Mundial, allá apuntamos, repetir otra vez lo que ya se ha conseguido parecerá insuficiente.

Fotografía de la portada: Diseño Fútbol.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES