sábado, mayo 28, 2022
Inicio DESTACADOS “La paciencia se está acabando”, advierte el presidente de los gobiernos provinciales

“La paciencia se está acabando”, advierte el presidente de los gobiernos provinciales

- Advertisement -

El próximo miércoles, los prefectos llevarán a cabo plantones frente a las gobernaciones, exigiendo el pago de la deuda que tiene el gobierno central.

Punto Noticias. Pablo Jurado, presidente del Consorcio de Gobiernos Provinciales (Congope), advirtió que los gobiernos descentralizados han sido recontra pacientes con el Gobierno Nacional, entendiendo la situación económica que vive el país, pero el desfinanciamiento es muy preocupante, por la falta de transferencias de los dineros que por ley y Constitución les corresponde a los GAD.

Por decisión de la mayoría, el Congope resolvió, en la sesión de este miércoles 9 de diciembre, realizar plantones en los exteriores de las gobernaciones de cada provincia, el miércoles 16 de diciembre, en demanda del pago de la deuda que mantiene el Ejecutivo, que asciende a más de 700 millones de dólares.

Jurado anunció que también realizarán una movilización en la ciudad de Quito, para enviarle al presidente de la República el mensaje de que la paciencia se está acabando. El funcionario señala que no son los prefectos los perjudicados por la falta de recursos, sino los ciudadanos que no han recibido una carretera, un sistema de riego, programas de gestión ambiental, fomento productivo.

El presidente del Congope comentó que, en la reunión última entre los representantes de los gobiernos locales, el mandatario y las autoridades económicas, el Ejecutivo propuso algunas alternativas para entregar recursos a los GAD, como liberar el IVA del Fingad 3 para cancelar en efectivo, en estos días.

Otra proposición fue, que de los dos mil millones de dólares que lleguen del FMI, incrementar el monto para pagar a gobiernos parroquiales, municipales y provinciales, que en principio el Ministerio de Finanzas fijó en 350 millones de dólares.

Jurado protestó porque otro golpe económico fuerte para las prefecturas es el recorte presupuestario dispuesto por Finanzas, a través de los acuerdos ministeriales. En respuesta, los prefectos irán endurando su posición, alertó.

Sobre la situación en su provincia, el prefecto de Imbabura señaló que para este año se proyectaron en 24 millones de dólares y terminarán recibiendo 14 millones, por lo que no tendrán para realizar obra nueva.  Hay un año de retraso en ejecución de obras.

Le preocupa también que por la competencia de riego su provincia no recibió ni un dólar, desde 2018. En este caso, hay un retraso de tres años en la ejecución de obras, a pesar de lo cual el campesino, el pequeño y mediano productor, en el marco de la pandemia, han evitado una crisis alimentaria, desabastecimiento de productos e incremento de precios, reflexionó.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES