domingo, junio 13, 2021
domingo, junio 13, 2021
Inicio DESTACADOS Golpe de Estado a Evo Morales contó con apoyo del Gobierno de...

Golpe de Estado a Evo Morales contó con apoyo del Gobierno de Moreno dándole gases y balines para reprimir protestas, según medio boliviano

- Advertisement -

Hasta el pasado 1 de junio de 2021, no se conocía que Ecuador apoyó el Golpe dando gases lacrimógenos y balines a los represores, según declaraciones de la defensa uno de los detenidos.

Punto Noticias.- El gobierno de Lenín Moreno, en su momento, fue parte del Golpe de Estado, de noviembre del 2019, contra Evo Morales y que colocó de presidenta de facto a la senadora derechista Jeanine Añez, «prestando» gases lacrimógenos y balines con el fin de que ese régimen ilegal reprima al pueblo boliviano rebelde contra los usurpadores del poder, así lo publica el diario digital Plurinacional.info.

Esta revelación de la participación de Ecuador surgió entre el escándalo internacional tras la detención del exministro de Gobierno de Añez en EEUU, Arturo Murillo, quien fue encontrado, en Miami, lavando los miles de dólares robados al Estado boliviano.

Murillo es otro de los responsables de las masacres de Sacaba y Senkata, en Cochabamba y El Alto, lugar donde fueron acribillados cerca de 40 ciudadanos bolivianos y fueron heridos cerca de 800 y más de 1.500 encarcelados sin el debido proceso judicial.

Fue evidente que el Golpe de Estado de la derecha boliviana contó con la participación de diplomáticos de Brasil (Bolsonaro), Argentina (Macri), de la Unión Europea y Reino Unido (con sus embajadores derechistas), de EEUU y obispos católicos miembros de la ultraconservadora Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), según publicó el medio de comunicación.

No obstante, hasta el pasado 1 de junio de 2021, «no se conocía que Ecuador -del traidor y tránsfuga Lenín Moreno- apoyó el Golpe dando gases lacrimógenos y balines a los represores». Desde Bolivia «los golpistas enviaron un avión a Ecuador para que Lenín Moreno les entregue los materiales para reprimir a los bolivianos”, apunta Plurinacional.info.

El abogado defensor de uno de los detenidos, dentro del Caso Murillo, confesó sobre la compra de gases lacrimógenos con un sobreprecio de 2.3 millones de dólares que, después se repartieron entre el grupo de Añez, según lo denominó el actual ministro de Gobierno Eduardo del Castillo.

Diario boliviano LA RAZON también informa sobre la participación de Ecuador en el Golpe de Añez:

Abogado acusa a Murillo de vender ‘necesidad extrema’ de gases y gestionar préstamo de Ecuador para presionar, dice su titular.

Según Gary Prado, el abogado defensor de los dos exfuncionarios encarcelados del Ministerio de Defensa, la compra con sobreprecio de gases lacrimógenos fue al cuarto día de posesión de Jeanine Áñez y para acelerar la compra se vendió una “necesidad extrema” del material a tal punto que se envió un avión militar a Ecuador con el fin de traer esos elementos disuasivos en préstamo.

“El exministro Arturo Murillo había vendido a la presidenta Áñez en el gabinete y al propio ministro de Defensa Fernando López una situación de necesidad extrema de la Policía a tal punto que pide un vuelo especial de Bolivia a Ecuador porque habían logrado les preste gases lacrimógenos y estopines de goma para suplir las necesidades de las Fuerzas Armadas y de la Policía”, dijo en el medio de la red Uno.

Prado es abogado del exasesor Jurídico Raúl López Gonzáles y del exdirector de Logística Pedro Miguel Rea del Ministerio de Defensa, los dos fueron enviados este lunes a la cárcel de San Pedro de La Paz, en la audiencia de medidas cautelares por el sobreprecio en la compra de gases lacrimógenos en la gestión de Murillo y López.

Murillo y otras cuatro personas fueron detenidos en Estados Unidos por lavado de dinero y pago de sobornos en la compra de los gases lacrimógenos por USD 5,6 millones. El sobreprecio asciende a USD 2,3 millones, según la investigación.

Para Prado el negociado se gestó cuatro días después de que Murillo fuera posesionado como ministro de Gobierno. En la trama de la compra hubo presiones desde el Ministerio de Gobierno a Defensa.

“Durante el proceso de compra que es rápido porque es urgente, los funcionarios del Ministerio de Gobierno involucrados en lavado de dinero en Estados Unidos iban al Ministerio de Defensa a apurar el procedimiento, que no tenían gases”, dijo el letrado y reveló que se usó al comandante de las Fuerzas Armadas, Sergio Orellana, para acelerar la compra.

“Nadie sabía que el hombre (Murillo) estaba en el esquema de corrupción”, aseguró.

Los gases lacrimógenos se compró mediante un intermediario, lo que –según Prado- también fue forzado como parte de la trama de involucrados en la corrupción.

Fuente: Plurinacional.info

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES