viernes, agosto 19, 2022
InicioEL MUNDOExceso de vigilancia policial en sus sedes diplomáticas en Bolivia denuncia Gobierno...

Exceso de vigilancia policial en sus sedes diplomáticas en Bolivia denuncia Gobierno mexicano

- Advertisement -

México dio a conocer este lunes su intranquilidad por la «presencia excesiva» de personal de inteligencia y seguridad bolivianos, quienes patrullan la residencia del embajador y la Embajada de México en Bolivia.

Punto Noticias.- Por medio de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el Gobierno de México, dio a conocer al Estado Plurinacional de Bolivia, exigió “respetar y cubrir cabalmente las obligaciones del Estado boliviano respecto del artículo 22 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas». Ese documento suscrito por todos los Estados asegura que «los locales de la misión son inviolables», por tanto los agentes del Estado receptor no pueden ingresar «sin consentimiento».

El comunicado afirma «el gobierno de México expresa su profunda preocupación por la presencia excesiva de personal de servicios de inteligencia y de seguridad bolivianos que vigilan tanto la residencia como la embajada (…) desde el pasado 11 de noviembre», fecha en la que el exmandatario Evo Morales aceptó el asilo político, que le ofreció México tras renunciar a la presidencia de Bolivia en medio de una crisis postelectoral.

Ya la denuncia ha llegado a la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Misión Permanente de México dio a conocer que desde el 21 de diciembre, 150 agentes policiales y de inteligencia boliviana rodean la residencia oficial mexicana en La Paz.

Han informado los funcionarios mexicanos en un texto enviado al Consejo Permanente de la OEA, “Dichos elementos de seguridad, más que proteger, han intimidado y vigilado el interior de las instalaciones, así como al personal diplomático mexicano acreditado ante el Gobierno de Bolivia”.

Evo Morales Ayma llegó a México el 12 de noviembre, pero el 6 de diciembre salió del país hacia Cuba, donde hizo una breve escala para luego asilarse en Argentina.

Alrededor de veinte bolivianos cercanos a Morales, como dos exministros, pidieron asilo en la embajada mexicana luego de la renuncia del mandatario. Algunos de ellos tienen órdenes de captura, pero la sede diplomática no los ha entregado. En tanto La Paz es contrario a darles salvoconductos para salir del país.

Mientras que Bolivia analiza si continua en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). «Bolivia evaluará su permanencia en este foro y en su calidad de presidente pro tempore en ejercicio anuncia que no participará del inicio de la próxima presidencia», eso indica la declaración leída este lunes por el vicecanciller interino boliviano, Gualberto Rodríguez.

Bolivia tomó la posta en enero pasado de la presidencia Pro Tempore del organismo continental, que ahora México se alista a recibir.

Para el Gobierno boliviano, México asumió una actitud que «se contrapone a las normas y prácticas establecidas por la Celac», cuando convocó a dos reuniones donde presentó su plan de trabajo y organizar la transición en la presidencia del organismo. «No vamos a participar de la reunión que ha citado México para el día 8 de enero y no vamos a asistir, porque simplemente era Bolivia la que debía convocar a esa reunión y en territorio boliviano», dispuso la canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, afirmó a los medios en La Paz.

El comunicado entregado por la Cancillería boliviana hace referencia también a la «conducta inamistosa» del Gobierno mexicano con Bolivia y su «reticencia» de reconocer al Ejecutivo de la presidenta interina del país, Jeanine Áñez.

Fuente: DW

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES