domingo, septiembre 26, 2021
Inicio CULTURA En 77 años, la Casas de la Cultura no ha tenido una...

En 77 años, la Casas de la Cultura no ha tenido una mujer presidenta de la sede nacional

- Advertisement -

Artistas y gestoras culturales cuestionaron que no cumplieron con el principio de paridad de género que deberían respetar las listas.

Punto Noticias. 12 hombres han liderado la Casa de la Cultura ecuatoriana desde su creación en 1944. Los núcleos provinciales han sido dirigidos por más hombres con excepciones que ratifican la regla: el patriarcado que ha vivido esta entidad.

Este viernes 20 de agosto iniciaron las elecciones para elegir a las y los nuevos directores  provinciales de la CCE, pero parece que, en temas de género, se mantiene una estructura conformada por hombres.

Rosa Bodero, artista y gestora cultural, lamentó que no ha existido una mujer presidenta de la sede nacional en 77 años. “En los 24 núcleos provinciales, no existen ni 12 representantes mujeres a nivel nacional. Eso nos da muchos indicios de cómo se ha manejado la Casa, con una estructura patriarcal que sostiene la Casa”, afirmó.

En la mayoría de provincias, para estas elecciones, es poca la participación de mujeres para los cargos de directoras. En Pastaza, por ejemplo, hay cuatro candidatos, de los cuales una es mujer. En el Carchi, son tres y una es mujer. En provincias como Loja no hay más listas que el mismo director que se postula a la reelección. Se vuelve más visible en las postulaciones para la sede nacional: No hay candidatas.

“En Pichincha tenemos tres listas en el que puesto de primer vocal no está una mujer. En el caso de que el director tenga que ausentarse, no hay representación de una mujer para ocupar su lugar. Todavía seguimos manejando en que las cabezas que nos tiene que representar siguen siendo masculinas”, agregó Bodero.

Ella recordó que consta en el Código de la Democracia la paridad de género, sin embargo, las listas no han cumplido con este requisito.

Para la artista y gestora cultural de Manta, Gabriela García, la meta es igualar las oportunidades que tienen los hombres en espacios de dirección. “Me parece que la visibilización que está teniendo la paridad en género es importante, pero creo que esa ya no debe ser la única meta. Si bien es parte del proceso, me parece que lo más importante es justamente igualar en las oportunidad y, cada vez, es más evidente que las mujeres estamos más preparadas”, sentenció.

Laura Alvear, artista de danza y teatro, mencionó que es el momento de las mujeres para aportar en las políticas culturales. “Hay mujeres que nos hemos dedicado al arte en sus diferentes expresiones, pero se ha visto la cultura vista casi siempre desde los escritores, y varones”.

Alvear se refiere a que, de los 12 presidentes que han estado al frente de la CCE, 10 han sido escritores, un pintor y el abogado Camilo Restrepo.

Érika Córdova, bailarina urbana, considera que con este proceso de elecciones lo que se espera es que las nuevas propuestas den un cambio radical en el que se tome en cuenta las necesidades de las mujeres, hombres y de la diversidad sexo-genérica que está vinculada al arte y la gestión cultural.

«Hemos estado en espacios en los que los hombres han tenido mayor representación dejando a un lado las propuestas de las mujeres. Es imperativo que se dé apertura a temas de género y, dentro de esto, protocolos para casos de abusos que han existido dentro del área artística, así como dar espacio para el trabajo comunitario en el que el arte sea una herramienta para combatir las prácticas patriarcales dentro de nuestra sociedad», señaló la bailarina.

Ivette Celi lamentó que el poder siempre ha estado ostentado por un hombre. “Hasta el siglo XX seguramente no habría sido novedad porque el poder patriarcal se evidenciaba en todos los niveles e instancias. Pero, de la mano del estado de derechos y de los procesos del reformas, muchas instituciones caducas asumieron el reto de actualizar y reformular sus espacios de decisión en función de la igualdad y la equidad. Sin embargo, parece que no ha sucedido en la Casa de la Cultura”, enfatizó.

A su criterio, sigue siendo un espacio excluyente, cerrado, politizado y corrupto. “La reforma democrática no le llegó, tampoco la equidad de género ni el concepto de paridad”, lamentó Celi, al precisar que para las elecciones de estos días, ni siquiera hay un compilado con todos los candidatos.

De las provincias de Pastaza, Orellana, Carchi, Morona Santiago, Santa Elena, Pichincha y Santo Domingo, hay 23 candidatos a la presidencia de los núcleo. De ellos, 19 son hombres y apenas 4 son mujeres. “La tendencia se mantiene y no existe un cambio estructural en la Casa de la Cultura”, criticó.

“¿Qué representa la Casa de la Cultura para el siglo XXI y cuánto camino falta por recorrer para reconocer los mismos derechos de participación y representación?”, propuso Celi como una reflexión para todas y todos los involucrados en el arte y la cultural en el país.

Las candidaturas y listas estás conformadas e inscritas. En medio del proceso electoral, el reto de incluir a mujeres y la diversidad sexo-genérica es para las listas y será para el próximo período, en 2025.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES