martes, diciembre 7, 2021
Inicio OPINIÓN Eliminatorias: conclusiones pasadas a limpio

Eliminatorias: conclusiones pasadas a limpio

- Advertisement -

Pronto, en menos de un mes, volveremos a engancharnos con las Eliminatorias Sudamericanas que, al irse acortando, van convirtiendo a cada fecha en decisiva. Con la serenidad del paso de las horas y las ideas enfocadas en los partidos frente a Venezuela y Chile del próximo noviembre, quedan algunas conclusiones que nos ayudarán a comprender mejor, o no, el momento de “la tricolor”, en un torneo al que se le volvió a tener fe en Barranquilla.

La luna de miel de Alfaro: el director técnico que tiene la virtud de la palabra y el concepto pedagógico, terminó su luna de miel con la afición ecuatoriana, que ya no solo mira y escucha sus exposiciones edulcoradas, sino que ahora las afronta, lo critica, al punto en que Gustavo Alfaro, muy molesto, arremetió contra la prensa luego de su empate en Colombia. Razón tenía, la parte interesada le había dado con saña durante la semana, y no por él, sino porque eran eco de quienes afilaban los dientes mientras ya le tenían el reemplazo, ese “DT milagroso” que sí les va a convocar a los futbolistas de su club y no del otro.

El arquero: tras el error de Moisés Ramírez en Venezuela, nuevamente Alfaro volvió al cajón de los arqueros para revolver y encontrar a otro. Había pasado tres pruebas anteriores (Hernán Galíndez, Pedro Ortíz, el mismo Ramírez) y regresó a Alexander Domínguez, quizás el mejor futbolista en Barranquilla. “Dida” había perdido la titularidad porque su situación era vulnerable, no tenía equipo, no jugaba y también se estaba equivocando en el arco de Ecuador. Persistir con él y exponerse a otro error, le hubiera costado caro a Alfaro, que prefirió curarse en salud y escoger otro arquero “en mejor momento”. Al concluir en que mucho no hay de dónde elegir en esa posición, todo indica que Domínguez terminará jugando esta Eliminatoria, y aunque también es falible, los votos de la experiencia y el haber encontrado club son factores a su favor.

Convencer: Ecuador lleva ocho fechas en puestos de clasificación directa al Mundial, pero los ánimos de la afición llegaron muy por debajo hasta Barranquilla. Perder en Venezuela fue, y puede que siga siendo, un resultado devastador para llegar a Qatar. La irregularidad del equipo no termina de convencer más allá del acto de fe que tiene el hincha y esa autosugestión de apoyar en cualquier circunstancia. Enner Valencia se convirtió en el goleador histórico de Ecuador, pero la afición quiere más de él. De su récord de 33 goles, 18 han sido conseguidos en partidos amistosos (a diferencia de los 31 de Agustín Delgado, donde solo 8 fueron en amistosos), por lo que necesita brillar en los partidos que vienen, los decisivos, los del desembarque o la deportación del Mundial del 2022. Si la Selección no se convence a sí misma menos podrá hacerlo con el resto.

Quedan seis fechas donde Ecuador divide en igual número sus partidos como local y como visitante. El problema es que los juegos en casa son contra la invencible Brasil y la creciente Argentina; sumar puntos en Santiago, Lima y Asunción es imprescindible. Como terceros, estamos a ocho puntos del segundo y solo a seis del noveno, parpadear en un mal momento podría sacarnos de los puestos premiados. Los procesos de este tipo duran cuatro años y pronto llegará el momento de las conclusiones definitivas, esas que evalúan a los futbolistas de este periodo rumbo a Qatar, al DT que llegó a apagar el incendio que provocó Jordy Cruyff, y al mismo Francisco Egas, de quien esperamos el ejemplo virtuoso alternabilidad, en lugar de heredar una de las pretensiones más desacreditadas de Luis Chiriboga que fue la perenne reelección.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

CONCURSO COPRODUCTORES 2022

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES