miércoles, julio 6, 2022
InicioDESTACADOSEcuador está en el punto medio entre Colombia y México, con Estado...

Ecuador está en el punto medio entre Colombia y México, con Estado cooptado y sin respuestas, según Fredy Rivera

- Advertisement -

Ese es el nivel de gravedad de la penetración del crimen organizado en nuestras Instituciones, básicamente en las de control y monitoreo, agregó.

Fredy Rivera Vélez, integrante del grupo de Investigación, Estudios Estratégicos, Seguridad y Geopolítica y docente universitario, indicó que en Ecuador existirían 700 hectáreas de cultivos ilícitos que se mueven, frente a un Ecuador carente de leyes, sin inteligencia estratégica o prevención, con una justicia corrupta y una Cancillería loca por firmar cualquier cantidad de convenios multilaterales de comercio sin darse cuenta del correlato en términos de economía política.

Aseguró que existen indicadores para corroborar la porosidad del Estado ecuatoriano y las autoridades como para advertir que en estos momentos el país está en el punto medio entre Colombia y México: “Ese es el nivel de gravedad de la penetración del crimen organizado en nuestras Instituciones, básicamente en las de control y monitoreo”.

Explicó que existen algunos momentos dentro de este panorama:

  • Opacidad de las políticas gubernamentales para tratar el tema desde la política exterior hasta la política social
  • La penetración del crimen organizado en las instancias de control, inteligencia y monitoreo.
  • El sistema de justicia que debe ser revisado, hasta los actores de inoperancia de la Unidad de Análisis Financiero, pues este último no alerta para nada.

Calificó como gravísimo lo que ha pasado con inteligencia militar y policial, cuyos últimos hechos han demostrado que ni siquiera ellos saben quiénes están en sus filas y que tampoco hay controles de rigor como el  polígrafo o el informe de patrimonio, familia nuclear, ampliada y de exterioridades.

Ejemplificó con el caso de Don Naza, el cual fue un cabo preparado en la Escuela Militar de Inteligencia, por lo que tenía conocimiento en ampliar redes y camuflaje, pese a ello, hasta ahora, no hay un responsable: “La deuda enorme disciplinaria política está pendiente, no basta con decir vamos a procesar tal tema, porque las FFAA tiene órganos internos de detección temprana de anomalías y de eso se encarga inteligencia militar y Policía Nacional desde la Inspectoría General.

“Si los que nos deben proteger están porosos y son parte del Estado cautivo, entonces las consecuencias para el resto de la sociedad son notorias y ahí nos defrauda, también, la empresa privada que es parte de la cadena de agregación criminal de valor”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES