jueves, mayo 19, 2022
Inicio DESTACADOS Economía política del poder: la disputa Guillermo Lasso-Fidel Egas

Economía política del poder: la disputa Guillermo Lasso-Fidel Egas

- Advertisement -

Por Pablo Dávalos

A casi un año de su posesión como Presidente del Ecuador, Guillermo Lasso Mendoza ha multiplicado, en algunos casos de forma innecesaria, los frentes de confrontación social y política. En efecto, está en línea de conflicto directo con el movimiento indígena, con el movimiento sindical, con el movimiento político de mujeres y movimientos feministas, con los agricultores, con los maestros, con las clases medias, entre otros, además de la oposición directa desde la Asamblea Nacional con las principales fuerzas políticas: el movimiento político del ex Presidente Rafael Correa, denominado Unión por la Esperanza (UNES), el movimiento Pachakutik, y la Izquierda Democrática que, en conjunto, representan casi dos tercios de la representación legislativa. Si bien es cierto que ha alcanzado ciertos acuerdos puntuales con esos partidos, la cuestión es que en la Asamblea Nacional la mayoría de sus propuestas de ley han sido o bloqueadas o rechazadas. No obstante, algo que sorprende ahora es su beligerancia y hostilidad contra Fidel Egas Grijalva, uno de los hombres más poderosos del país y cabeza de uno de los grupos económicos más importantes, el grupo económico Banco del Pichincha. ¿A qué se debe esa disputa con uno de los personajes más poderosos de las oligarquías del país? ¿Qué puede desprenderse de esta disputa interoligárquica? Para explicarla esbozo algunas hipótesis.

Para que se pueda tener un contexto previo, quizá sea necesario indicar que en el caso del Ecuador la presencia de los grupos económicos es tan importante que son ellos quienes definen y estructuran las dinámicas y derivas del capitalismo en el país. La autoridad tributaria (Servicio de Rentas Internas, SRI) ha identificado en el país más de 300 grupos económicos que dominan, literalmente, todos los sectores de la economía.

En conjunto, estos grupos económicos han tenido ingresos que oscilan entre el 70% al 60% del PIB del país. En el año 2020, caracterizado por la recesión económica producto de la pandemia del Covid-19, estos grupos económicos tuvieron ingresos por 60,48 mil millones de USD. Como referencia, el año anterior, en 2019, estos grupos económicos tuvieron ingresos por 70,97 mil millones de USD. Las autoridades tributarias del SRI han identificado un total de 5.991 empresas nacionales y 1.119 empresas transnacionales bajo el control de estos grupos económicos (que representan menos del 1% del total de empresas existentes en el país). También ha identificado 55 grandes medios de comunicación y 45 entidades bancarias y financieras bajo el control de estos grupos económicos.

El total de accionistas que controlan a todas estas empresas es de 1.071 personas naturales. Es decir,  un pequeño número de personas que representan el 0,006% de la población total, controla más de dos tercios de toda la riqueza nacional. Un proceso de concentración del ingreso de dimensiones realmente colosales. Pues bien, de estos grupos económicos, el más importante de ellos es el grupo económico Banco del Pichincha (Banco del Pichincha, Diners Club del Ecuador, Banco General Rumiñahui, Banco de Loja, AIG Metropolitana, Seguros del Pichincha, Ecuagesa, Interdin, según la clasificación del SRI).

Es el primer grupo económico de acuerdo a la autoridad tributaria, con ingresos en el año 2019 por 2,73 mil millones de USD, y de 2,51 mil millones de USD, en el año 2020. En el año 2019 pagó como impuesto a la renta el 4,49% de sus ingresos, mientras que en el año 2020 pagó el 1,42%. Durante el año de la pandemia del Covid-19, este grupo hizo transferencias al exterior por 83 millones de USD. El grupo, además, pagó 3,5 millones de USD por impuestos a los activos en el exterior.

El grupo Banco del Pichincha es el grupo económico con la mayor cantidad de activos de todos los grupos económicos. En el año 2019 sus activos eran de 17,92 mil millones de USD, mientras que en el año 2020 fueron de 18,94 mil millones de USD. Su patrimonio fue de 3,69 mil millones de USD en el año 2019 y de 3,68 mil millones en el año 2020. Entre bancos, empresas y fideicomisos, el grupo posee 137 entidades. Sus principales empresas, con ingresos en el año 2020, son: Banco del Pichincha S.A. con 1.302,67 millones de USD; Banco Diners Club del Ecuador con 435,61 millones de USD; AIG Metropolitana de Seguros y Reaseguros con 221,49 millones de USD; Seguros del Pichincha Seguros y Reaseguros con 159,52 millones de USD; Banco General Rumiñahui con 114,42 millones de USD; Banco de Loja con 52,9 millones de USD; Pichincha Sistemas ACOVI con 37,6 millones de USD; Confiamed con 33,54 millones de USD; CrediFe Desarrollo Microempresarial con 31,83 millones de USD, BANRED con 13,31 millones de USD, además de otros ingresos por la administración de 121 fideicomisos, empresas off-shore (LLC), y otros.

El siguiente cuadro da cuenta de la importancia y el peso que tiene el grupo Banco del Pichincha en el sector bancario del país, con datos a fines de diciembre de 2021:

Como puede apreciarse, el grupo Banco del Pichincha posee un tercio de todos los activos del sistema financiero privado del país. Esto le da un peso tan importante que puede definir, literalmente, los niveles de liquidez del país, los niveles de tasa de interés, y todos los circuitos ahorro-inversión nacional.

Su perseguidor más inmediato, a nivel bancario-financiero, es el grupo económico Corporación MultiBG-Banco de Guayaquil cuyo principal es, justamente, Guillermo Lasso Mendoza. Este grupo económico tuvo ingresos de 601,61 millones de USD en el año 2019 y de 681,50 millones de USD en el 2020. En el año 2019 pagó el 5,28% de sus ingresos en impuesto a la renta, mientras que en el año 2019 pagó el 1,69%. Asimismo, es el grupo económico con el mayor pago de impuesto a los activos en el exterior: 4,78 millones de USD en el año 2020, de hecho este grupo es el responsable de una quinta parte del pago de este impuesto del total de todos los grupos económicos. El grupo económico Corporación MultiBG-Banco de Guayaquil tenía activos por 6.014,4 millones de USD en el año 2020, y un patrimonio, en ese mismo año, por 784,04 millones de USD. Entre bancos, fideicomisos, bancos en el exterior y off-shore el grupo posee 68 entidades registradas por la autoridad tributaria.

A pesar de su tamaño, la distancia que el grupo económico Corporación MultiBG-Banco de Guayaquil tiene con respecto al grupo económico Banco del Pichincha es enorme, como puede apreciarse en el siguiente gráfico medido por niveles de activos entre los principales grupos económicos del país:

Ahora bien, si se toma en consideración al segundo banco más grande del país, el banco del Pacífico, cuya propiedad es del Estado a través de la CFN, puede advertirse lo siguiente:

 

 

Una hipótesis de trabajo sería la posibilidad que el Banco de Guayaquil pueda acceder al control del Banco del Pacífico. Lo podría hacer vía fideicomisos internacionales o compañías LLC. Entonces, en el caso que se produjese esta hipótesis, con datos a diciembre del 2021, este sería el escenario de los bancos por activos y gastos:

 

En este escenario, el país tendría dos grandes grupos económicos bancarios: el grupo económico Banco del Pichincha y el grupo económico Corporación MultiBG-Banco de Guayaquil. Entre ambos se repartirían el control de la liquidez global y de la relación ahorro-inversión.

¿Es posible este escenario? Por supuesto que sí, porque ahora el grupo económico Corporación MultiBG-Banco de Guayaquil tiene poder político y control directo del Estado para llevarlo a cabo. No solo eso, sino que, gracias el control del Estado, el grupo económico Corporación MultiBG-Banco de Guayaquil puede ampliar las posibilidades de una fusión o adquisición a través del sistema de pagos del Estado por la vía de los bancos privados, al mismo tiempo que puede ampliar otras líneas de negocios financieras como aquella de los seguros de tal manera que tenría el camino libre para consolidar su propio banco y abrir nuevos modelos de negocios financieros. Para el efecto, el presidente Guillermo Lasso Mendoza, en efecto, promulgó el decreto No. 82 el 15 de junio de 2021 en virtud del cual dispone a la CFN la liquidación de Seguros Sucre, hasta ese entonces la primera aseguradora del país. El gobierno puede canalizar los seguros del Estado hacia las empresas privadas de seguros y puede, por la vía de los fideicomisos, llegar a adquirir una de las empresas de seguros existentes o, si es el caso, crearla y con ello consolidar aún más su poder financiero y su modelo de negocios.

Este sería, al parecer, el primer paso en la estrategia global del grupo económico Corporación Multi-BG Banco de Guayaquil. Hasta el momento todo indica que va hacia allá. En efecto, el gobierno ha empezado el proceso de desmantelamiento del Banco del Pacífico de tal manera que se reduzca su valor de oferta en el mercado y, cuando considere conveniente, abrirá el proceso de su privatización. Es muy probable que en ese proceso de privatización participen firmas extranjeras que son la cobertura de los fideicomisos off-shore y compañías LLC que el grupo mantiene en el exterior.

Un tropiezo en este camino fue la negativa de la Asamblea Nacional para aprobar su proyecto de ley económico urgente de Atracción de Inversiones. En este proyecto de ley económica, la Corporación MultiBG-Banco de Guayaquil quería crear todas las condiciones de posibilidad para el funcionamiento de fideicomisos a cargo de inversiones públicas que se manejen directamente desde los bancos privados. El gobierno podía, por tanto, transferir infraestructuras públicas a estos fideicomisos que, de su parte, operarían, en lo fundamental desde la Corporación MultiBG-Banco de Guayaquil y sus fideicomisos off-shore. Lamentablemente para el grupo Corporación MultiBG-Banco de Guayaquil, este proyecto de ley no se aprobó desde la Asamblea Nacional, empero de ello, tienen todas las herramientas políticas para volver a insistir en su aprobación.

Pero la cereza del pastel no es el Banco del Pacífico, sino el BIESS, es decir, el Banco del Instituto de la Seguridad Social. En efecto, el BIESS administra los principales fondos del IESS que, para el mes de marzo de 2022, tenían un valor en activos de 39.360,6 millones de dólares, es decir, un valor mayor a toda la cartera del sistema de bancos privados del país, y casi cinco veces el valor de la cartera del Banco del Pichincha, y que se distribuyen de esta manera:

Hay que recordar que los grupos económicos poseen 55 grandes medios de comunicación que son los que ahora han generado la idea que el IESS está en crisis. Es difícil pensar que una institución que maneja 39 mil millones de dólares esté en crisis tal como lo presentan cotidianamente los medios de comunicación, pero es absolutamente cierto que los usuarios del sistema de la seguridad social cada vez se quejan por las deficiencias del sistema. En consecuencia, esto avala la hipótesis que la intención del gobierno de Lasso y de los grupos económicos que lo apoyan, va por la privatización de los fondos del IESS.

Si el gobierno de Guillermo Lasso Mendoza logra la privatización de los fondos del IESS, tendría la posibilidad de incrementar sus activos de forma tan importante que podría reducir al grupo económico Banco del Pichincha a posiciones modestas y, de esta forma, convertirse en el grupo económico  más potente y hegemónico del país. Para el efecto, el gobierno de Guillermo Lasso ha emprendido, de hecho, una tarea de desmantelamiento del sistema de salud del IESS, porque el seguro de salud individual y familiar del IESS es el más importante de todos. A marzo de 2022, este fondo tenía activos por 13.821 millones de USD. Si logra desmantelarlo ha creado las posibilidades para privatizarlo.
Es por ello que la política pública de salud también apunta al desmantelamiento del sistema nacional de salud pública. Este desmantelamiento implica dejar sin condiciones de funcionamiento a hospitales y centros y subcentros de salud pública. De esta manera, un proyecto de ley orientado a la modernización del sector salud tiene todas las posibilidades de contar con el consenso social necesario para su aprobación en la Asamblea Nacional. Hay que tomar en consideración, además, que las últimas reformas al Código Orgánico Monetario y Financiero y que constan en la Ley para la Defensa de la Dolarización, aprobada en los últimos días del gobierno de Lenin Moreno, transfiere la regulación y el control de la medicina prepagada y de los seguros de salud hacia la Junta de Política y Regulación Financiera.

Si Guillermo Lasso Mendoza en tanto Presidente del Ecuador logra la privatización del Banco del Pacífico y la privatización del sistema de la seguridad social, habrá creado las condiciones para que la Corporación MultiBG-Banco de Guayaquil emerja de esta coyuntura como el grupo económico más importante del país y, por supuesto, el más hegemónico, al tiempo que habrá desplazado al grupo económico Banco del Pichincha.

Al parecer, Fidel Ega G., está consciente de este escenario. El grupo económico Banco del Pichincha tiene mucho poder económico pero no tiene poder político. Su capacidad de incidencia sobre el poder político siempre ha sido por detrás del escenario. Pero las palancas del poder político este momento están en manos del grupo económico Corporación MultiBG-Banco de Guayaquil que, difícilmente, desperdiciará esta oportunidad que la historia le ha dado. Es por ello que Fidel Egas golpea al gobierno de Guillermo Lasso, para restarle su capital político en un contexto en el cual el gobierno acusa un fuerte desgaste y varios frentes abiertos. Un gobierno debilitado políticamente difícilmente podrá llevar adelante los procesos de privatización y, si todo va bien, quizá incluso pueda ser destituido. El grupo económico Banco del Pichincha, parece que ha empezado esa tarea de debilitamiento político a Guillermo Lasso Mendoza.

El gobierno, de su parte, está obligado a responder. Tiene que recuperar sus espacios políticos y, para hacerlo tiene que evitar que se abran más frentes e intentar cerrarlos. Tiene que impedir el consenso que se ha formado sobre su incapacidad para resolver los problemas del país. Por ello su diatriba contra Fidel Egas es contundente, radical, fuerte. Guillermo Lasso, como Presidente del país, es consciente que tiene en sus manos un potente instrumento de poder que es el control del Estado. Si Fidel Egas no cede y se retira, Lasso puede utilizar todas las palancas del poder que están a su disposición y son importantes y potentes. No obstante, Fidel Egas, en cambio, tiene en su poder un arma más poderosa pero, justo por ello, más temible: la dolarización de la economía.

Tomado del blog de Pablo Dávalos

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES