domingo, junio 13, 2021
domingo, junio 13, 2021
Inicio DESTACADOS Debe haber un estudio técnico para decidir qué lugares retornan a clases...

Debe haber un estudio técnico para decidir qué lugares retornan a clases presenciales, según Alberto Narváez

- Advertisement -

El experto alerta que los niños pueden ayudar a transmitir las nuevas variantes del coronavirus.

Punto Noticias. Alberto Narváez, epidemiólogo, expresidente de la Federación Médica Ecuatoriana, expresó su preocupación porque dice que no le queda claro qué criterios utilizaron las autoridades de salud y educación para decidir los sitios en los cuales se retorna a clases presenciales, en las aulas.

En su opinión, como la epidemia no se distribuye por igual en todos los cantones y parroquias, las autoridades deben utilizar la epidemiología, que es la ciencia que permitiría decidir qué lugares son fríos o tibios, en términos de transmisión, para que niños y jóvenes regresen a estudiar, sin mayor riesgo.

Advirtió el experto que en nuestro país circula la variante sudafricana del coronavirus, que comenzó en Carchi y es probable que baje a Imbabura y luego a las demás provincias. Es peligroso porque todavía el ritmo de vacunación está lento. No se ha completado la inmunización a los mayores de 50 años, que acumulan el 95 % de muertes, que es un problema serio, observó.

Planteo que deben cumplirse tres requisitos, por cantón o parroquia, para que se retorne a clases: uno, que no tengan más de 10 casos por mil habitantes en los últimos tres meses; el segundo, que estén vacunados el 30 % de mayores de 50 años; y, el tercero, que haya testeo suficiente para bajar la transmisión, cuyo índice de positividad debe ser menor al 10 %.

El problema es que ninguna de las capitales provinciales cumple con estos requisitos, alerta Narváez, quien señala que, por ejemplo, Machala tiene una tasa de exceso de muertes muy alta; Quito, Guayaquil tienen una tasa de incidencia de número de casos, también alta.

Alerta que ninguna de estas ciudades ha vacunado a los mayores de 50 años o al 30 % de la población.

Por todas estas razones, el experto insiste en exteriorizar sus temores, porque, a pesar de los cuidados que se tomen, con los niños es un poco difícil. Lo que puede ocurrir es que ayuden a transmitir las nuevas variantes, que son mucho más agresivas y frente a las cuales la vacunación no es muy eficaz, avisa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES