sábado, septiembre 25, 2021
Inicio CULTURA Cultura aclara que no se desmantelará edificio del Instituto Nacional de Patrimonio...

Cultura aclara que no se desmantelará edificio del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural

- Advertisement -

El subsecretario de Memoria Social resaltó que actualmente existe la necesidad de trasladar hacia otro lugar las reservas de arqueología, arte colonial y arte moderno del edificio Aranjuez, por un problema estructural sobre las condiciones de este inmueble.

Cultura.- Tras una alerta sobre la presunta desmantelación del edificio de la Circasiana, donde funciona actualmente el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), el subsecretario de Memoria Social del Ministerio de Cultura y Patrimonio, Alfonso Espinosa Andrade, aclaró que no se desmantelará este inmueble.

Espinosa consideró que «se ha generado una enorme confusión respecto a las declaraciones de los funcionarios del INPC en una carta abierta», en la que denunciaron que la directora de este instituto, Catalina Tello, entregaría el edificio del Centro de Investigación de la Memoria y el Patrimonio Cultural, perteneciente al INPC.

Explicó que la dirección del INPC está en un proceso de traslado del Centro de Investigación, mismo que se encuentra ubicado en la calle Carrión, norte de Quito, hacia la reserva Resfa Parducci, que es un espacio de propiedad del Estado.

En este inmueble, detalló, se halla el fondo documental, una pequeña biblioteca y una parte pequeña de la reserva arqueológica que son bienes de reserva restringida.

De hecho, comentó, actualmente existe la necesidad de trasladar hacia otro lugar las reservas de arqueología, arte colonial y arte moderno del edificio Aranjuez, por un problema estructural sobre las condiciones de esta estructura, ubicada en el sector de la Mariscal.

Sobre este caso, dijo, en primera instancia se decidió trasladar estos bienes patrimoniales que abarcan, entre otras cosas, reservas de arte, reservas bibliográficas, la musicoteca del Banco Central y también el Museo Nacional, al edificio de la UNASUR.

Sin embargo, aclaró que, luego de una evaluación técnica de este edificio, no era viable trasladar el Museo Nacional ni el resto de bienes, por problemas relacionados a las condiciones de climatización interna, entre otras adecuaciones que se requerían.

Ahora, el repositorio será trasladado al Centro de Investigaciones de la Memoria y el Patrimonio Cultural (CIMPC), ubicado en la calle Jerónimo Carrión, de propiedad del Instituto Nacional de Patrimonio y Cultura (INPC); mientras que este Instituto será reubicado en un la casa Resfa Parducci, en el sector de Carcelén.

«Nos pareció acertado que en este edificio que estaba en adecuación el CIMPC se ubicaran las reservas, cerca de 60 mil bienes donde está la memoria de todos los ecuatorianos y ecuatorianas».

El subsecretario explicó que ante la solicitud de este traslado, algunos funcionarios reaccionaron «anteponiendo intereses institucionales», respecto de los intereses del cuidado patrimonial de todo el país.

Añadió que el Ministerio aún tiene pendiente encontrar el contenedor idóneo para las reservas bibliográfica y el archivo histórico del INPC. Por lo pronto, adelantó, hay conversaciones con la Casa de la Cultura y con el Ministerio de Salud, para facilitar espacios temporales para ubicar estos bienes.

Espinosa reconoció la falta de comunicación por parte del Ministerio de Cultura, hacia los funcionarios del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, respecto al traslado de estos bienes.

«Tal vez faltó un mayor o mejor proceso de socialización con los compañeros del INPC, para que tengan claro que esto no se está haciendo bajo ningún otro afán que no sea la protección del patrimonio cultural ecuatoriano».

En cuanto al traslado de los bienes patrimoniales del edificio Aranjuez, el funcionario indicó que este proceso durará entre tres o cuatro meses, y que se trasladarán: casi 4.000 piezas de arte moderno, 5.000 piezas de arte colonial y republicano, y 60.000 piezas arqueológicas.

Sobre el edificio de la UNASUR, Espinosa aclaró que este inmueble es propiedad del Ministerio de Relaciones Exteriores, por lo que será devuelto a esta cartera de Estado y reveló que hay propuestas para establecer en este lugar servicios culturales; así como acercamientos por parte del Ministerio de Ambiente, para instalar espacios de reflexión sobre temas ambientales.

Fuente: Entrevista a Alfonso Espinosa Andrade

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES