domingo, junio 26, 2022
Inicio DESTACADOS Cpccs encarga la Defensoría del Pueblo a César Marcel Córdova Valverde

Cpccs encarga la Defensoría del Pueblo a César Marcel Córdova Valverde

- Advertisement -

El nuevo defensor se desempeñó como secretario general del Consejo de Participación. Su nombre fue propuesto por el consejero Juan Javier Dávalos y asumirá funciones a partir de este domingo.  

Punto Noticias.- El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) encargó la titularidad de la Defensoría del Pueblo a César Marcel Córdova Valverde, en reemplazo de Freddy Carrión que fue destituido el pasado 15 de septiembre por la Asamblea Nacional.

Córdova Valverde, quien laboró en el Consejo de Participación Ciudadana como secretario general y no tiene trayectoria en defensa de los derechos humanos, sino en el área aduanera, fue designado por cuatro de los siete consejeros en una sesión extraordinaria convocada por la presidenta Sofia Almeida.

La sesión virtual convocada por Almeida provocó inconformidad de los consejeros de minoría, primero con el informe jurídico y luego con la moción de Córdova Valverde.

El informe fue cuestionado por los consejeros Francisco Bravo, Hernán Ulloa y María Fernanda Rivadeneira, pues el coordinador general de Asesoría Jurídica, Hugo Icaza, hizo algunas recomendaciones que si bien no eran vinculantes para una decisión del Consejo provocaron malestar.

Los tres consejeros consideraron que se atentaba contra los derechos de las personas que buscaban participar en el encargo, sobre todo, funcionarios de la misma Defensoría del Pueblo que enviaron sus hojas de vida. Sin embargo, lo que todos coincidieron es que el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social debía definir el encargo en cumplimiento a lo previsto en el artículo 15 de la Ley Orgánica de la Defensoría del Pueblo.

En su informe Icaza dijo que luego de que se censuró y destituyó a Carrión por incumplimiento de funciones y se notificó al Cpccs, al organismo le compete definir el encargo por la ausencia definitiva del defensor del Pueblo hasta que se dé el proceso de selección y designación a través de un concurso de méritos y oposición.

Recomendó que el perfil del defensor encargado se ajuste a lo dispuesto en el artículo 216 de la Constitución que tiene que ver con los mismos requisitos exigidos a los jueces y juezas de la Corte Nacional de Justicia, así como acreditar amplia trayectoria y probidad en la defensa de los derechos humanos y otros previstos en la misma Carta Política.

Incluso sugirió que la persona que asuma la Defensoría no debería estar vinculada a ninguna organización política por un tiempo de 10 años. Este aspecto fue totalmente descalificado por los consejeros.

Otro de los puntos que causó cuestionamientos fue el hecho de que no se dio la oportunidad a funcionarios de la misma Defensoría por posibles pugnas de poder y desde ahí ya se habló de que se considere a una persona por fuera de la institución para que le dé legitimidad e imagen a la institución y no se desvíen los intereses.

A esta situación se sumó la de que se revisen las hojas de vida de los postulantes, pero la única que al final se leyó fue la Córdova Valverde. Y al no ser un documento vinculante solo dieron su voto para señalar que conocieron el informe, más no que lo aprobaron.

Icaza defendió su trabajo y dijo que el informe es orientador y que no vulnera los derechos ciudadanos.

Tras cerrar el debate, Almeida ordenó la votación, a pesar del malestar, sobre todo, del consejero Bravo que pidió certificaciones.

Posteriormente, fue el consejero Dávalos, quien propuso que se lea la hoja de vida de César Marcel Córdova Valverde para el encargo de la Defensoría del Pueblo.

El secretario del Cpccs indicó que César Córdova Valverde es doctor en Jurisprudencia, abogado de los Tribunales de Justicia de la República y licenciado en Ciencias Políticas y Sociales por la Universidad de Cuenca; cuenta con varios estudios de posgrado, entre ellos, en Criminalística, cursado en la Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo, Perú.

Se ha desempeñado como jefe de Operaciones Aduaneras del Primer Distrito Aduanero de Guayaquil; asesor Jurídico y jefe de Regímenes Especiales del Distrito Aduanero de Cuenca, y otros cargos vinculados a las aduanas. Pero también se desempeñó como secretario general del Cpccs y actualmente es abogado en libre ejercicio.

Bravo, Ulloa y Rivadeneira se abstuvieron, mientras Almeida, David Rosero, Ibeth Estupiñán y Dávalos respaldaron al exsecretario del Cpccs.

En sus intervenciones, los consejeros de minoría señalaron al país que esa es la responsabilidad que cumple en este momento el Consejo de mayoría al nombrar de esa manera a Córdova Valverde, quien ha tenido inconvenientes cuando fue funcionario del Cpccs, al no respetar a los consejeros durante algunas sesiones del Pleno.

Ulloa añadió que la amistad no garantiza que sea probo en materia de derechos humanos y dejó entrever que la designación de Córdova Valverde habría sido planificada desde su renuncia al Consejo de Participación.

Mientras, Almeida, al igual que el resto de los consejeros de mayoría mencionó que recibió varias hojas de vida en su correo electrónico y que la decisión no fue fácil, ya que se debía escoger a una persona con trayectoria y recalcó que Córdova Valverde sí tiene estudios en Derechos Humanos.

Para calmar los ánimos, sostuvo que ya en el concurso todos pueden participar con base en los requisitos previstos en la Constitución y la ley, pero que esta decisión le correspondía netamente al Consejo. Incluso, comentó que hubo presiones para que se designe a la autoridad encargada y la Defensoría no quede en acefalía.

Fuente: Cpccs, redes sociales

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES