jueves, octubre 21, 2021
Inicio NACIONALES BID desmiente afirmación de Secretaria Anticorrupción sobre los USD $70.000 millones de...

BID desmiente afirmación de Secretaria Anticorrupción sobre los USD $70.000 millones de perjuicio en el anterior gobierno

- Advertisement -

BID desmiente a ex secretaria Ordóñez y a medios que publicaron dicha información.

 

Punto Noticias: La ex secretaria Anticorrupción, Dora Ordóñez, aseguró que la corrupción en la década de gobierno de Rafael Correa (2007-2017) arrojó unas cifras que organismos locales e internacionales estiman entre los USD 30 000 y 70 000 millones en perjuicios para el Estado.

«El informe del BID se refiere a USD 40 000 millones que serían parte del incremento de precios en obras y desvíos de recursos, y USD 30 000 adicionales por ineficiencia de las obras ejecutadas», subrayó.

Hace pocos días el Banco Interamericano de Desarrollo BID, remitió una carta al asambleísta Mauricio Proaño en donde le hace notar que su Entidad no ha publicado un informe de esa naturaleza.

“No tenemos constancia que el Banco haya publicado algún informe detallando lo declarado por la Dra Ordóñez. Si existe como se informó previamente un informe de análisis de gasto fiscal en América Latina y el Caribe titulado “Mejor Gasto para Mejores Vidas”, en donde podrá revisar cifras al nivel de ALC», señaló Fernando Quevedo Representante del BID en el Ecuador.

El catedrático Marcelo Varela publicó el análisis Inversión, gasto público y sostenibilidad en Ecuador en el portal Informa Ecuador. Allí señaló que en ninguna parte del informe se señala que, en el gobierno de Rafael Correa, la corrupción bordeó los 70.000 millones de dólares. Esto es una conjetura de medios de comunicación y de la derecha ecuatoriana.

Recurrentemente y a diario se sigue insistiendo en que el estudio del BID denominado “Mejor gasto para mejores vidas: Cómo América Latina y el Caribe puede hacer más con menos” (Better Spending for Better Lives: How Latin America and the Caribbean Can Do More with Less, documento original) determina que la corrupción en el gobierno de Rafael Correa fue de 70.000 millones de dólares.

El informe del BID señala lo siguiente:

“Argumenta en contra de recortes generalizados. Revisa si los países gastan demasiado o poco en las distintas prioridades, si invierten para asegurar un mejor futuro, y si esos gastos empeoran o mejoran la inequidad. Revela grandes ineficiencias y derroches que podrían sumar 4,4 por ciento del PIB.

Esto demuestra que hay espacio para mejorar los servicios públicos sin necesidad de aumentar el gasto. Incluye varias recomendaciones de políticas sobre cómo mejorar la eficiencia en el gasto de gobierno, como la reducción de demoras en la ejecución y sobre costos en los proyectos de infraestructura, así como la corrupción en la adquisición de bienes”.

En ninguna parte del informe se señala que, en el gobierno de Rafael Correa, la corrupción bordeó los 70.000 millones de dólares. El informe del BID además en su capítulo 4 sobre “El impacto del gasto público en la equidad, y presenta la evolución del gasto social en América Latina, y señala:

“Los gobiernos deben mejorar la calidad de la educación y la salud de los pobres, y mayor eficiencia en gasto social para reducir la pobreza y la desigualdad”. “La política fiscal ha reducido la desigualdad de ingresos y la pobreza en la región menor que en los países avanzados”.

“Los programas no son lo suficientemente progresivos ó son demasiados pequeños”. “Los gobiernos deberían mejorar la calidad de las inversiones en la primera infancia y las intervenciones posteriores para los niños pobres, para cerrar la brecha de habilidades”.

El BID finalmente insiste en su informe que: “Los gobiernos pueden utilizan las políticas fiscales (por ejemplo, los impuestos y las transferencias) para centrarse en grupos específicos y redistribuir los recursos de las personas, los hogares y las regiones ricas a las personas, hogares y regiones pobres de un país. También pueden proporcionar transferencias en especie, a saber, servicios de calidad en educación, salud y otros servicios públicos que mejoran el capital humano, lo que permite que los ciudadanos puedan tener acceso a empleos más productivos, mejores remuneraciones y una mejor calidad de vida. Las políticas diseñadas para aumentar el capital humano y la productividad total mejoran la equidad de manera directa e indirecta a través del crecimiento económico”. (C.D.A.)

 

FUENTE: Confirmado.net

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES