sábado, junio 12, 2021
sábado, junio 12, 2021
Inicio CULTURA “Angelote, amor mío”: el elenco de Kléver Viera se sumerge en el...

“Angelote, amor mío”: el elenco de Kléver Viera se sumerge en el universo escrito por Vásconez

- Advertisement -

La obra forma parte de la Fiesta Escénica 2021, en Quito, que tendrá su programación de manera presencial y virtual hasta el 13 de junio

 

-Señor, si no me dice su nombre no lo puedo ayudar- dijo la guardia de seguridad al ingreso del Teatro.

-Soy Javier Vásconez- respondió.

 

La arcaica y conservadora ciudad de Quito se erigió sobre las tablas. El velorio de Jacinto estaba por comenzar. Un individuo arrastraba un pesado ataúd al centro del escenario, mientras el cuerpo de un hombre desnudo se estremecía con la luz que iluminaba su torso, sus muslos, para luego encerrarse en un ataúd negro.

“Angelote, amor mío, ayer cuando contemplé tu rostro espolvoreado de arroz, tu rostro de payaso angelical, lívido dentro del ataúd, no tuve ánimo para nada”.

Con la misma desgarradora frase que inicia el cuento de Vásconez arrancó la obra del Taller Permanente de Investigación Escénica Kléver Viera, en su adaptación “Angelote, amor mío. Troca y truco”, que se presentó este miércoles 9 de junio dentro de la programación de Fiesta Escénica 2021, en el Teatro Nacional Sucre, en Quito.

En una presentación multidisciplinaria, dirigida e interpretada por Viera, junto a Omar Bonilla, Cristina Cilio, Gabriela Sarango y Nicolé Reina, entrelaza la danza contemporánea, el teatro, la literatura, la composición musical, el collage y el diseño.

El exceso de deseo, cargado en el cuento de Vásconez, explota en el escenario del teatro capitalino, desde la corporalidad de cada intérprete. La tragedia del ángel caído, demonio entre sus conocidos, se rompe con un colorido desfile al ritmo de Thalía.

La obra se inspira en el polémico cuento del escritor ecuatoriano, Javier Vásconez. Su historia transcurre en el velorio de Jacinto, un hombre homosexual, y su amante, quien describe la conventual sociedad quiteña de la época.

Las relaciones homosexuales aún eran penadas por la Ley ecuatoriana cuando el cuento “Angelote, amor mío” se publicó en 1982. Desde entonces, nadie lo ha puesto en escena, hasta este miércoles.

“Tengo una espinita que marca mi huella

tengo una espinita que canta dolor flotando”

–Espinita, de La Banda Ionica-

La composición musical de la obra transportaba al público presente, y al virtual, a ese mundo de placer y culpa, de pasión y dolor, del universo que plantea Vásconez. Falos de tela se movían entre las tablas. Los cuerpos cargan con el peso de la moral católica y ponen en evidencia los ejercicios de poder sobre las diversas corporalidades y sexualidades que aún persisten en la capital, a casi 40 años después de escrita la obra.

-Señor, me repite su nombre- insistió la guardia de seguridad, al no escuchar su respuesta.

-Javier Vásconez- repitió.

Pese a que fue invitado a la función, Vásconez se acercó a la Boletería y compró un ticket. A sus 75 años ya no camina erguido, pero su paso es firme. Usaba sombrero y vestía una camiseta negra estampada con el arte que se elaboró para la obra.

El escritor expresó su profundo agradecimiento por la valentía de Viera y su grupo de presentar esta obra, que fue prohibida por varias editoriales y ministerios dentro y fuera del país.

“Ha sido una sorpresa ver este montaje magnífico de Kléver. Lo felicito a él y a todo el elenco. Ha sido una experiencia única”, agregó.

La arcaica y conservadora ciudad de Quito se ocultaba tras el telón del escenario. El velorio de Jacinto terminó.

“Es una obra bastante erótica, con sentido del humor. Es decir, como es la vida. No todo es color de rosa”, dijo Héctor Corral, uno de los asistentes a la función. A sus 80 años, cree que lo más importante es la felicidad, aunque el cómo sea muchas veces criticado.

“Al menos yo, soy una persona que puedo comprender los momentos cruciales que puede pasar un hombre o una mujer. Lo único que nos queda es comprender y tratar de llegar a la felicidad. Para mí, lo más importante es ser feliz, a veces el cómo es muy criticado, pero el respeto que tenemos hacia las personas debe ser total”, sentenció.

La Fiesta Escénica continuará con su programación hasta el próximo 13 de junio. Todas las obras pueden disfrutarse de manera presencial y también virtual. Aquí puedes revisar el cronograma de los días restantes. Teatro Nacional Sucre.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES