viernes, enero 21, 2022
Inicio DESTACADOS Alianza Nacional por la Salud estima que 1.500 personas han muerto desde...

Alianza Nacional por la Salud estima que 1.500 personas han muerto desde 2020 por falta de medicinas

- Advertisement -

La indolencia del Gobierno nos condena a la muerte y para ellos es normal, agregó una guerrera contra el cáncer.

Xavier Córdova, gerente en Fundación Hemofílica Ecuatoriana (FUNDHEC), resaltó que desde 2020, año en el que empezó la pandemia, seis mil personas que padecen de enfermedades catastróficas, raras y huérfanas dejaron de recibir medicamentos esenciales, por lo que según la estimación de la Alianza Nacional por la Salud (ANS), es que 1.500 pacientes han fallecido a causa de esta desatención por parte del Estado.

Indicó que al haber muerto en el marco de la pandemia, algunas actas de defunción pueden hablar de causas como el Covid, pero en realidad es gente que fue desatendida en hospitales públicos, pues en el Gobierno de Lenín Moreno se decidió que todos los recursos apunten únicamente a la pandemia: “Será difícil saber las causas del 100% de los fallecidos, porque muchos murieron en contexto de pandemia”.

Reclamó que las soluciones sean de goteo aun conociendo el drama que viven las miles de familias que no pueden acceder a medicamentos por el costo alto que les representa, de ahí que aclaró, la última reunión que tuvo la ANS con autoridades de Gobierno, no se quedó en ningún acuerdo como se sacó en un comunicado.

“Las respuestas que nos dieron los ministros y viceministros fueron aterrorizantes, no hay solución inmediata y a corto plazo”.

Criticó que la respuesta del régimen de Guillermo Lasso, sea presentar una propuesta  de adquisición de medicamentos para el 15 de enero de 2022, lo que querría decir, en el mejor de los casos, que los estarían comprando en febrero o marzo, mientras los pacientes siguen muriendo.

“Tres meses de espera es catastrófico y devastador pero el Gobierno no nos da una mejor respuesta”.

Reiteró que en estos dos años muchos pacientes dejaron de recibir quimioterapias, medicinas costosas, condenados a la muerte: “No somos animales para morir así y los ministros no nos dan respuestas”.

Paola Valencia, guerrera contra el cáncer, calificó de insuficiente la solidaridad que mostró el vicepresidente de la República, Alfredo Borrero, ante la situación de quienes padecen enfermedades catastróficas.

“Para dar esta entrevista tuve que acudir a una dosis de morfina porque el dolor es agudo y lo que pedimos es que se nos respete nuestros derechos, que merecemos tener una vida con dignidad, con medicación, que se respete nuestro derecho a la vida”.

Subrayó que la paciencia que pide el régimen a los pacientes, sí se puede tener, pero el problema radica en que ya no les queda tiempo para esperar más, razón por la cual pidió que se sensibilicen: “Queremos vivir, tenemos por quien luchar, lo que pido es que respeten nuestros derechos”.

Explicó que, en su caso, cada caja de pastillas cuesta USD3.000 y debe ocupar dos al mes, adquisición que se le hace difícil pues por su estado ni siquiera puede laborar: “En todo este tiempo he empeorado tal es así que de las diez cirugías que tengo, seis por falta de medicación, está vez me dijeron que el tumor se ha expandido más y está más en mi columna, garganta y simplemente la respuesta es que no me pueden operar más porque es de alto riesgo. Escuchar que no pueden hacer nada, es tremendo cuando el Estado tiene la solución”.

Valencia aseveró que ella como portavoz de las mujeres que están muriendo solicita al Gobierno que se le quite la indiferencia, que no los dejen morir así: “La indolencia del Gobierno nos condena a la muerte y para ellos es normal”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES