lunes, agosto 15, 2022
InicioDESTACADOSAjustes económicos de Guillermo Lasso no convencen ni a quienes lo llevaron...

Ajustes económicos de Guillermo Lasso no convencen ni a quienes lo llevaron al poder

- Advertisement -

Todo esto ha impactado en su credibilidad que, a noviembre de 2021, alcanza el 24%.

Pese a la esperanza que generaba en la población tener un nuevo Gobierno, luego de lo ocurrido en la administración de Lenín Moreno, el tiempo de gestión de Guillermo Lasso ha dado fuertes golpes no solo a las clases sociales con quienes adquirió compromisos que no han sido cumplidos, sino también con la misma clase política y empresarial que lo llevó al poder y que hoy reclaman coherencia.

Las contradicciones entre Lasso candidato y Lasso mandatario, provocaron que a nivel social, a los pocos días de haberse posesionado, tenga que enfrentar manifestaciones sobre todo en la Sierra y Amazonía por parte del sector campesino, a este grupo se unió el movimiento indígena y otras organizaciones por el constante incremento de los combustibles, que hoy en día, con un congelamiento, alcanza a $2,55 en la gasolina extra y $1.90 en el diésel.

A criterio de dirigentes como Leonidas Iza la política económica del Gobierno impacta en la canasta básica, misma que se ubicó en USD712, 12 a octubre de 2021, respecto a un salario básico de USD400 y un incremento de la informalidad y el desempleo que alcanza los 54.4%, respecto al empleo adecuado que, según el INEC, está en 45.6%, sin tomar en cuenta la afiliación al IESS.

El régimen se ha jactado de que durante los primeros cinco meses de gestión ha logrado generar 200 mil plazas de trabajo nuevas, pero para Andrés Andrés Mideros, PHD en economía, si el desempleo ha disminuido es porque las personas en extrema pobreza no pueden quedarse sin hacer nada, de ahí su paso al subempleo que no les permite tener un ingreso fijo.

Patricio Alarcón, expresidente de la Cámara de Comercio, ha pedido al Gobierno sincerar las cifras, pues no coinciden con las afiliaciones a la seguridad social que apenas llegan a las 40.000: “No es mala cifra, pero se deben transparentar los números. El Gobierno debe dar información real”.

Con un déficit de USD4.000 millones y ante la necesidad de cumplir con los compromisos adquiridos con el FMI, el Jefe de Estado planteó la Ley de Sostenibilidad Fiscal que hace poco entró en vigencia vía decreto, misma que a criterio de todas las bancadas tiene una visión recaudatoria y no apunta a la reactivación económica, pues plantea la imposición del impuesto a la renta a la clase media, que venía golpeada desde la pandemia.

Frente a ello, Alarcón mencionó que la vigencia del cuerpo legal por el Ministerio de la Ley demuestra que Lasso no tiene principios y por tanto prevé que su Gobierno se debilitará: “Ofreció un cambio de modelo económico, bajar costos de producción, conseguir dinero sin afectar al Código Tributario que es más engorroso y de repente vemos que la economía sigue siendo manejados por los mismos que guiaron a Lenín Moreno como Augusto de la Torre”.

Esto se ve acompañado por una proforma presupuestaria que disminuye la inversión en educación superior en más de 200 millones, lo que afectará en la calidad educativa e incremento de oferta de cupos. Según la asambleísta por Pachakutik, Mireya Pazmiño, esto significará que nuevos bachilleres se queden sin posibilidad de ingresar a una Universidad Pública. Otros de los rubros cuestionados por la mayoría de la Comisión de Régimen Económico fue la asignación a Educación y Salud que llega a 3.1% del PIB en ambos casos, pese a ello el Ejecutivo se ratificó en su propuesta.

El propio Jaime Nebot, líder del Partido Social Cristiano, aseguró que el Jefe de Estado está traicionando a sus votantes pues, le recordó, que cuando fueron aliados en la campaña electoral se prometió no más impuestos a los ecuatorianos al igual que ampliar la frontera del empleo sin precarizar el trabajo, de ahí que lo llamó a recuperar su inteligencia emocional, ya que el país requiere de un Presidente sereno, eficaz, justo y solidario: “Todavía tiene tiempo para serlo. Pero no olvide que quien siembra vientos, cosecha tempestades y hasta huracanes, añadiría yo”, agregó

Con todo este antecedente, la encuestadora Perfiles de Opinión, mostró como desde mayo que Lasso asumió el mandato ha ido en pique tanto en la aprobación de su gestión como en su credibilidad; detallando que:

  • En julio la aprobación a su gestión fue del 74%, esto por las expectativas que genera tener un nuevo Gobierno en el país.
  • Para agosto cae a 64%, es decir diez puntos menos porque hasta entonces la vacunación era un factor importante para la población.
  • En octubre llega al 34% y hasta mediados de noviembre alcanzó el 28%.

Para Paulina Recalde, directora de la encuestadora, el tema de la inoculación ya no alcanza porque han pasado seis meses y la ciudadanía venía con necesidades exacerbadas en el régimen de Lenín Moreno sumado a la crisis sanitaria.

La credibilidad vista como un capital importante en un mandatario también cayó de manera significativa:

  • 74% en julio, 59% en agosto, 28% en octubre y en noviembre con apenas el 24%.

Según la encuestadora la ciudadanía tiene la percepción de que sus necesidades no están siendo atendidas, tomando en cuenta que al 46% de las personas tiene preocupación por lo económico donde está el desempleo, la crisis económica, pobreza y ahora se le junta la inseguridad.

Cabe destacar que Mae Montaño, exministra de Inclusión Económica y Social (MIES) del régimen de Lasso, también ha concordado que el Gobierno no está cumpliendo con su palabra e incluso va más allá al subrayar que el discurso de desestabilización con el que ha intentado justificar su desatención a diferentes sectores ya no cala en la población.

Para la exmilitante de CREO, el Gobierno tiene que trabajar con las bases sociales donde 8.3 millones de ecuatorianos viven en pobreza y extrema pobreza, sumados a 2.3 millones que tienen hambre y una clase media emergente angustiada porque la están empujando a la pobreza con fuerza después de la pandemia.

En este escenario conflictivo la Conaie ya ha anunciado nuevas movilizaciones para enero de 2022, porque tampoco confía en la palabra del Jefe de Estado, quien ha evadido a su petición de bajar el precio de los combustibles y derogar de manera definitiva el decreto que permite su alza de manera gradual.

De hecho, Leonidas Iza, instó al régimen a poner en pausa todas las intenciones neoliberales, que beneficia a la familia del mandatario y a las clases pudientes, pues caso contrario está provocando a la población; en ese sentido recordó que las luchas en las calles no son de la noche a la mañana, sino que se acumulan a lo largo del tiempo y estallan.

Y mientras el Gobierno ha decidido mantener USD8.000 millones en reservas fuera del país, la deuda pública alcanza los USD63.091 millones de dólares hasta julio de este año, con gente que reclama medicamentos esenciales, cabezas de hogar sin trabajo para llevar el sustento, madres que lloran a sus hijos muertos a causa de la crisis carcelaria, jóvenes a quienes se les ha quitado las becas con las que se educaban en las universidades o bachilleres que creían en la promesa del ingreso libre a Instituciones de Educación Superior.

Fuente: Radio Pichincha

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES