Útero de una donante muerta sirvió para nacimiento del “bebé milagro”

Benjamín nació por cesárea en noviembre de 2019. Su madre sufre un trastorno congénito que le generó infertilidad.

Punto Noticias.- Jennifer Gobrecht,  de 33 años, padece el síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKH), un trastorno congénito poco frecuente que afecta al aparato reproductivo femenino, que hace que la vagina -y muchas veces el útero- no se desarrolle. Pese a su estado de salud pudo convertirse en madre por un trasplante de útero de una donante muerta.

Benjamín es el segundo bebé en Estados Unidos que nace gracias a esta técnica. El hijo de los Gobrecht nació por cesárea, en noviembre, en el Hospital de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia.

Jennifer supo a los 17 años que era infértil, por lo que tener ahora entre sus brazos a su hijo es un “milagro”.

Según Medical Press y la revista especializada Reproducción Asistida ORG una de cada 5.000 mujeres en el mundo padece este trastorno que es congénito. En la pubertad es cuando suele diagnosticarse y se debe a un defecto en el desarrollo de los conductos de Müller que forman el útero, las trompas de Falopio y la vagina.

Para la mujer convertirse en madre ha sido todo un desafío. Junto con su esposo participó en un ensayo clínico para mujeres infértiles realizado por Penn Medicine, el sistema de salud de la Universidad de Pensilvania.

“Hicimos todo lo posible para poder vivir esa experiencia de convertirnos en padres de la manera en que suelen hacerlo la mayoría de las personas a nuestro alrededor. Somos más que afortunados. No tengo palabras para agradecer”, señaló.

La doctora Kathleen O’Neill, una cirujana, obstetra y ginecóloga que trabaja como investigadora para el desarrollo de trasplantes de útero de la Universidad de Pensilvania, abrió la posibilidad de que las mujeres consideradas infértiles puedan quedar embarazadas con esta técnica, la cual se probó por primera vez en Brasil, en diciembre de 2017.

A Jennifer, los doctores le trasplantaron el útero de una donante fallecida. Después le hicieron una transferencia de embrión y cuando ya dio a luz le retiraron el útero implantado.

Fuente: BBC, redes sociales