UNES interpuso queja ante Naciones Unidas por reiterados intentos para impedir la candidatura de su binomio

Foto: Twitter.

Además, solicitó una investigación por las amenazas y otras medidas de intimidación reveladas contra candidatos de la Revolución Ciudadana.

El binomio de la plataforma de organizaciones sociales y políticas, Unión por la Esperanza (UNES), interpuso una queja ante el Comité del Pacto de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas por los reiterados intentos de varios sectores políticos para impedir la participación de Andrés Arauz y Carlos Rabascall en las elecciones del 2021.

Ante esto, UNES solicitó medidas provisionales para que esta instancia, de carácter internacional, solicite al Estado ecuatoriano la inscripción del binomio “a fin de impedir el daño irreparable” por la dificultad de participar en las elecciones generales del 2021.

De la misma manera, pidió que se inicie de forma urgente “una investigación respecto a las amenazas y otras medidas de intimidación reveladas contra los candidatos de la Revolución Ciudadana, por parte de algunos funcionarios del actual Gobierno”.

Este recurso fue interpuesto por el procurador de UNES, David López, y se sustentó con las violaciones a los artículos del Pacto Internacional, en los siguientes literales: 14 (Independencia Judicial), 19 (Libertad de Expresión), 21 (Libertad de Manifestación Pacífica), 25 (Participación en la vida política como candidato y como ciudadano, y 26 (Discriminación sistemática por opinión política).

Además, se denunció que el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) irrespetó los plazos establecidos en la normativa, para emitir sus fallos.

“Esperar que el TCE resuelva en derecho no es efectivo ni sostenible y puede causar un daño irreparable, puesto que existe mucha presión del Gobierno para que este organismo impida al binomio presidencial Arauz – Rabascall participar en las elecciones”.

Para concluir, se recalcó que si las elecciones del 2021 se realizan sin la participación de los candidatos de UNES, se podría configurar una grave violación a los derechos humanos y políticos de millones de ecuatorianos.

“Podremos considerar el sistema democrático ecuatoriano como desmantelado y el Comité del Pacto de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas, vaciado de su contenido en Ecuador”.

Fuente: arauzrabascall.com