Trabajadores no descartan demandar ante la Corte Constitucional la fórmula inconsulta para calcular salario básico

Hemos dicho que el Consejo apruebe un valor no menor al 20% de incremento al salario básico para que se convierta en un elemento de reactivación, agregó.

Cristóbal Buendía, procurador de la Federación de Trabajadores Públicos y Privados, criticó que el capital se siga sobreponiendo al ser humano y hoy aduciendo la pandemia tanto el Gobierno como los empresarios buscan que el salario básico se mantenga en moratoria por tres años, eso porque no pueden reducirlo, como es realmente su intención.

El dirigente reconoció que el país vive la peor crisis de su historia pues las proyecciones hablan de que el PIB decaerá en once puntos, es decir casi el doble de lo que sucedió en el feriado bancario de 1999 donde el país decreció el 6%: “Esto devela que el país enfrenta su peor crisis en sus 40 años, sobre ese contexto hay que enfrentar la crisis, y nosotros hemos planteado que no podemos discutir de lo mismo y ojalá hoy se pueda cumplir con la norma”.

Buendía indicó que la propia ley puntualiza que el salario básico debe permitirle al trabajador cubrir sus necesidades y no solo representar un costo que se registra en la contabilidad de las empresas: “Por eso hemos dicho que el Consejo apruebe un valor no menor al 20% de incremento que permite convertirse en un elemento de reactivación equivalente a $80”.

Criticó que el Ministerio de Trabajo haya tomado una decisión unilateral, sin un trabajo conjunto con todos los sectores y no solo el empresariado, para impulsar una fórmula que favorece al sector empleador para implementar su tesis de no incrementar el salario.

“Se le ha dado una fórmula, una suerte de sentencia porque es la que define, cuando vemos que deja por fuera conceptos básicos como la capacidad adquisitiva porque eso significa el salario, no se lo toma en cuenta, no se hace la cuantificación a partir de lo que significa la relación entre salario y canasta básica que hace nueve años se hace en base al número de perceptores familiares que antes era 1.6 y hoy si llegamos a una persona por familia es bastante bueno”.

Explicó que actualmente el costo del capital está entre el 16% y 20%, mientras que el costo de la mano de obra, dentro de la posibilidad de curbir los índices productivos, es 0 durante 2020: “Es por eso que hemos marcado que el costo de capital no puede estar por encima del ser humano es por eso que planteamos la cifra del 20% sobre la valoración del costo y la recuperación de la capacidad adquisitiva del Ecuador”.

Indicó que de no darse un acuerdo entre trabajadores y empleadores, será el Ministerio de Trabajo quien tome la decisión en base a una fórmula inconsulta, razón por la cual advirtió de una demanda en la Corte Constitucional.