Término de contrato con Salumed afecta al Municipio de Quito señala concejal Morales

“Ninguna de las pruebas presentadas demuestran que cumplan con estos requerimientos”.

Punto Noticias.- El concejal Fernando Morales, analiza el informe entregado por la Secretaría de Salud del Municipio, en la compra de pruebas PCR para diagnóstico de covid-19. Avizora que el término de contrato con la empresa Salumed por mutuo acuerdo afecta a la municipalidad porque ya no se aplicaría las garantías.

Fernando Morales, Concejal de Quito, habla del Informe de las acciones emprendidas por la Secretaría de Salud del Municipio, para frenar la propagación del covid-19. Además, señala en Punto Noticias, sobre la contracción de las pruebas PCR para Quito y las dificultades de aplicación de sus garantías por la terminación del contrato por mutuo acuerdo, que afecta los intereses de la municipalidad.

Morales señala que “una serie de requerimientos pedidos a la Secretaria que no fueron dados respuesta de manera oportuna”. El alcalde Jorge Yunda debía remitir a una institución internacional y otra nacional, los informes de los resultados del análisis de las pruebas adquiridas sobre su sensibilidad y especificidad, lo cual no se realizó.

Incluso se pidió que los informes se remitan a los diferentes laboratorios para que se rectifiquen o ratifiquen sobre su análisis, lo cual tampoco fue hecho.

En lo medular del Informe, y que llamó la atención y malestar de los concejales, es que “se habló de la terminación del contrato por mutuo acuerdo”, con la empresa privada Salumed, esto no beneficiaría al municipio, señala el Concejal.

Para el edil, la terminación del contrato debía darse de “manera unilateral precautelando los intereses de la ciudad y de los quiteños”.

“Usted tiene un objeto contractual y determina la compra de pruebas PCR, la Dirección Jurídica argumentaba de que existen elementos grises dentro del contrato, y se hablaba de una posible interpretación”, subraya.

Según Morales, no se han entregado las pruebas PCR, con una sensibilidad del 99 al 100%. “Ninguna de las pruebas presentadas demuestran que cumplan con estos requerimientos”, dice.

Se hace hincapié en que una institución Coreana demuestra la calidad de esas pruebas, pero con una prueba que no son las entregadas en Quito.

Dan por terminado un contrato con nuevas obligaciones y sin garantías. Vienen nuevas pruebas a Quito y «quien nos garantiza que esas 50.000 pruebas cumplen con todos los requisitos, y no tienen ninguna falla técnica puntual», inquiere el concejal Morales.