Tenedores de bonos instan al Gobierno a mejorar la reestructuración de la deuda

Imagen referencial / Internet

Consideran que debe existir un trato más equitativo para todas las partes.

Un Comité Directivo integrado por más de 25 inversores institucionales junto a un grupo ad hoc de tenedores de bonos con vencimiento en el 2024, informó en un comunicado que los términos de reestructuración de la deuda deben mejorarse y fortalecerse para brindar un trato más equitativo a todas las partes.

Diario El Comercio indicó que BroadSpan Capital, una banca de inversión y grupo que trabaja con el Comité Directivo, no respondió a un mail en el que se les consultaba el porcentaje de los bonos ecuatorianos en circulación que les corresponde a sus clientes. Sin embargo se habría presentado una hoja de términos con las observaciones al plan de reestructuración.

El pasado 6 de julio el ministro de Finanzas, Richard Martínez, informó sobre un supuesto acuerdo con cerca de la mitad de los tenedores de bonos por USD17.375 millones, incluido los principales actores como AllianceBernstein y Ashmore Investment Management.

Dicho acuerdo contemplaría que los pagos totales caigan a USD15.835 millones y el vencimiento se extendería de 6.1 años a 12.7 años. Además, la tasa de interés caería a un promedio de 5,3% desde la vigente 9,2% y existirá un periodo de gracia de cinco años para el capital y de dos años para los intereses.

Sin embargo el economista Juan Fernando Terán, en entrevista con Radio Pichincha Universal, calificó como un discurso equivocado y falso, la afirmación del Gobierno sobre una supuesta renegociación de la deuda externa puesto que no existe ningún resultado hasta ahora, más allá de una simple publicidad política en redes.

Explicó que para llegar a un acuerdo se necesita que el 66% de los acreedores este de acuerdo y eso se podría conocer en agosto, por lo tanto no existe ningún alivio financiero, ni reducción de capitales: “En este momento es como festejar una inversión extranjera que nunca ha llegado, es como decir que se van a construir 250 mil casas y no hay ni una”.

En ese marco, Terán remarcó que en el supuesto de renegociar la deuda el Gobierno no va a aliviar de ninguna carga financiera al país porque lo único que se logra es diferir los pagos.

“Si en el 2020 y el 2021, por ejemplo, se tenía que pagar USD2.779 millones y se logra renegociar para pagar únicamente USD79 millones, se alivia con USD2700 millones pero eso se pagará posteriormente. Pero cuando se escucha la publicad gubernamental, de que ha ahorrado no es verdad no han ahorrado nada simplemente difirieron el pago”.

Subrayó que la carga de la deuda la tendría el Gobierno de 2029, porque en ese año el país tendría que desembolsar USD7500 millones.

Fuente: El Comercio / Pichincha Universal