TAME quebró en los últimos tres años, asegura exinstructor de la aerolínea

Imagen referencial / El Comercio

Mediante una carta recuerda como antes del 2011 la empresa era dirigida por un sistema militar corrupto.

Wilson Padilla Velastegui, exinstructor de Tame EP, denunció mediante un comunicado que fue desde el año 2017, fecha en la que llegó a Carondelet el presidente de la República, Lenín Moreno, cuando la línea aérea empezó a registrar pérdidas hasta quebrar.

“En el año 2017, ganó la Presidencia el TRAIDOR de Moreno y le bastaron 3 años para quebrar mi querida Empresa. Ahora Tame tiene 5 aviones y antes que anuncien que va a entrar en liquidación, sabemos que las rutas ya fueron vendidas a aerolíneas particulares”.

Padilla recuerda que antes de 2011 la empresa era manejada por la Fuerza Aérea Ecuatoriana que contrataba gente de acuerdo a los “amarres”, además de tener una administración con régimen militar donde únicamente se obedecía a los superiores aún si ello significaba parar el avión en media pista para subir a algún conocido de un alto rango: “Bastaba ser exoficial de la FAE para ser empleado o ser recomendado de algún oficial. Yo entré recomendado de un Coronel”.

Relató que durante su permanencia en Tame se registraron dos accidentes “debido a problemas que tenían relación justamente con su manejo militar. Muchas novedades las denuncié en su tiempo  siempre POR ESCRITO, motivo por el que me gané muchas sanciones”.

Explicó que para el 2007, cuando el economista Rafael Correa llega a la Presidencia de la República, se compraron 2 aviones E-190 y además dispone cambiar las aeronaves A320  rentados por unos A320 más baratos.

“Correa decide hacer crecer a Tame y en el año 2011 decreta que deje de ser militar y prohíbe que exjubilados de FAE entren a Tame a seguir ganando doble sueldo (exmilitar y nuevo empleado) abriendo así la oportunidad a que muchos jóvenes  pilotos entren a volar por  primera vez en aerolíneas”.

Destacó que desde su inició la aerolínea tenía un trabajo de carácter social, razón por la cual nunca tuvo ganancias y Correa decidió mantenerlo así pero con aviones propios por lo que se compraron 3 naves ATR 42-500.

“Desde el 2010 se comienza a mejorar a Tame con una Certificación Internacional de Sistemas Integrados de Gestión de Calidad. En el 2013 se dispuso la expansión internacional de la Empresa cumpliendo normas ISO avaladas por la IATA”.

Padilla señala que en esa época llegó el avión A330-200 para volar incluso a Estados Unidos y esa nave se sumó una flota de 17 aviones para destinos nacionales e internacionales: “La última obra de Correa fue comprar 3 aviones Quest Kodiak 100 para atender con carácter social a la gente del Oriente Ecuatoriano”.

El exoficial subraya que comparte su historia debido a las falsas acusaciones contra Correa a quien culpan del quiebre de la empresa: “Trabajé casi 19 años y veo que justamente son exirectivos, expilotos y exempleados familiares de militares que justamente culpan al expresidente porque ya NO están lucrando de mi exquerida empresa en la que hay gente muy valiosa”, concluye.