Si en el pasado hubo víctimas de una Fiscalía que se dejó presionar políticamente, yo les pido perdón: Virgilio Hernández

Señaló la necesidad de que el país tenga una justicia independiente y que no se deba al Gobierno de turno.

El exasambleísta Virgilio Hernández, se refirió al proceso penal que está enfrentando por supuesta rebelión durante el paro de octubre y destacó que su intención siempre fue colaborar con las autoridades judiciales y la Fiscalía para esclarecer el caso, pero pese a ello se le dictó prisión preventiva junto con la prefecta de Pichincha Paola Pabón y Christian González.

El exlegislador se refirió a la decisión de la jueza Pavlova Guerra quien sustituyó la prisión preventiva por la prohibición de salida del país, la obligación de presentarse cada lunes y portar un grillete, y en ese aspecto manifestó que aunque pueda significar una estigmatización, está dispuesto a «dar pelea y convertirlo en un símbolo de lucha”.

Resaltó que todo este proceso ha sido motivo de reflexión sobre  la importancia de que el país cuente con una justicia independiente: “Si en el pasado inmediato nos equivocamos y  hay víctimas de esas equivocaciones yo les pido perdón públicamente a las víctimas de esas equivocaciones”.

“Si fueron objeto de una Fiscalía que no actúa con elementos técnicos- jurídicos y que se deja presionar políticamente  o que quiere complacer al gobierno de turno”

Cuestionó cómo se puede lograr la independencia de la justicia: “Si hay jueces que hoy ceden ante el poder, lo harán mañana y así está en juego los derechos y la libertad de los ciudadanos”.

Hernández mencionó que la actuación de la magistrada Guerra evidencia que sí existen jueces que pueden ver y escuchar los argumentos de ambas partes y al mismo tiempo hacer un análisis técnico e independiente de las personas procesadas: “Y ahí es inadmisible que pueda haber amenazas de la Fiscalía”.

Calificó como un regalo el poder caminar en libertar y con dignidad, pese haber estado en prisión: “Cuando uno entre o sale de la cárcel no puede decir que lo hizo por la puerta grande, porque ahí se demuestra que algo falló, el ser humano, la sociedad o el Estado que puede establecer acusaciones sin fundamento”.