Según la OMS, el 63% de los contagios, en el mundo, se dio en el transporte urbano, alertó Guillermo Abad

Imagen: Pichincha Comunicaciones

El secretario de Movilidad, del cabildo capitalino, espera que la ciudadanía acate los protocolos, para evitar que se propague la enfermedad.

Punto Noticias. El transporte público de pasajeros podría convertirse en un foco de contagio con el virus de la pandemia, si no se adoptan los protocolos necesarios que evite la propagación del coronavirus, según advierten expertos en la temática.

Guillermo Abad, secretario de Movilidad del Municipio de Quito, está de acuerdo con esta tesis, por lo que acepta que las políticas o medidas de movilidad tienen que subordinarse a los protocolos de la emergencia sanitaria.

Abad comentó que es verdad que entre los espacios con alto riesgo de contagio está, en segundo lugar, el transporte público, luego de los hospitales, con la diferencia que a estos no va más que el 2% de personas, mientras que el trasporte público lo utiliza el 70% de la población.

Abad alertó que la Organización Mundial de la Salud ha determinado que alrededor de 63% de todos los contagios en el mundo provino del transporte público. Además, el estudio que se realizó en Hunan, China, demostró que una persona contagiada, que esté dentro de un bus, podía transmitir el virus al 20% de los demás pasajeros.

Con estos argumentos, el funcionario espera que la ciudadanía entienda que las medidas que se tomarán, en movilidad, responden a un indicador de salud.

Respecto a cómo y quien hará respetar las medidas, como el distanciamiento de persona a persona, tanto en las paradas como en las unidades, así como el aforo del 30% de capacidad de los buses, Abad señaló que esa es una responsabilidad compartida, en la que es fundamental que la ciudadanía cumpla su rol, con el acatamiento de los protocolos, que tienen como fin salvar la vida de las personas.

Para evitar las aglomeraciones en las paradas, el secretario de Movilidad cree que es adecuado segmentar las actividades laborales, así como los horarios de esas actividades. Es decir, no todos entrarán a trabajar a la misma hora ni saldrán a la misma hora, con lo que se espera tener un flujo constante de pasajeros.

“Se ha dividido de 06h00 a 07h00 el ingreso del sector industrial, dejando un espacio para el sector público, porque este va a ingresar el 15 de junio; luego se abrirá el sector comercial y finalmente el de servicios”, explicó.