La ministra de Educación avaló la reducción del presupuesto del sector educativo

Imagen: AN

“Ningún presupuesto es rígido, peor en una crisis”, fue su criterio.

Punto Noticias. La ministra de Educación, Monserrat Creamer, justificó el recorte presupuestario, por alrededor de 900 millones de dólares, en el sector educativo, con el argumento que “ningún presupuesto es rígido, peor en una crisis”.

Creamer confirmó que, en coordinación con el Ministerio de Finanzas, se procedió a una restructuración o reprogramación de ofertas de ciertos programas, que, a su parecer, no son prioritarios en los actuales momentos.

De acuerdo con sus declaraciones, están suspendidos los programas de Servicio de Atención Familiar para la Primera Infancia (Safpi) y de alfabetización y posalfabetización, que son difíciles de implementar de manera virtual. Safpi tenía una inversión de 7 millones 150 mil dólares y más de 11 millones de dólares los programas de alfabetización.

En opinión de la ministra, no es pertinente pagar la franquicia por el uso del bachillerato internacional, tomando en cuenta que solo 17 de cada 100 alumnos han accedido al diploma o título, por lo que entrará en un proceso de evaluación.

Según la funcionaria del Ejecutivo, en cumplimiento de disposiciones de la Contratación Pública se ha tenido que desvincular, no despedir, a un grupo de personas que no están vinculadas a un trabajo específico.

Estas declaraciones las vertió Creamer ante los asambleístas de la Comisión de Educación, en su última sesión, cuya vicepresidenta Jeannine Cruz señaló que hay una evidente reducción presupuestaria, que supera los 900 millones de dólares en el área educativa, desde enero de 2020, lo que constituye una violación de la norma constitucional, en perjuicio de estudiantes, docentes y las familias ecuatorianas.

Advirtió que Fabián Carrillo, viceministro de Finanzas, informó al presidente de la Legislatura, mediante oficio de 10 de mayo, que las medidas financieras y administrativas tomadas son producto de una coordinación con el Ministerio de Educación, para reducir el presupuesto, y no debido a una replanificación, como sostuvo Creamer. Incluso, la directora general Administrativa del Ministerio de Educación, en respuesta a la Corte Constitucional, reconoció dicha situación

El exviceministro de Educación Vinicio Baquero insistió en que el recorte al presupuesto del ministerio, particularmente en el área de Gestión Educativa, es de 500 millones en proyectos de inversión y 400 millones de dólares en gasto corriente, lo que dificultará la educación en el país.

Precisó que se retiró cerca de 50 millones de los rubros de textos escolares y uniformes. Así mismo, hubo un recorte total de 74 millones 919 mil dólares en el presupuesto de alimentación escolar. Reiteró su objeción a la prórroga de contratos de alimentación escolar, que significan desembolsos por 18 millones de dólares mensuales, en momentos en que los estudiantes no asisten a recibir clases de manera presencial.

Fuente: Asamblea Nacional