Revelan discriminación en voto por correo para comicios en EE. UU.

Washington, 18 sep (Prensa Latina) Las autoridades electorales en el estado de Carolina del Norte rechazaron cuatro veces más boletas enviadas por correo por los votantes negros que de los blancos, en el proceso para los comicios de noviembre, informó hoy la cadena ABC News.

Los afronorteamericanos de ese territorio enviaron ya por correspondencia 13 mil 747 boletas, de las cuales fueron rechazadas 642 o el 4,7 por ciento; los blancos remitieron hasta la fecha 60 mil 954 sufragios por esa vía, de los cuales se devolvieron por diferentes causas 681, o el 1,1.

Además, 434 papeletas de votantes blancos y 127 de negros se marcaron como ‘estropeadas’, lo que puede significar algo tan simple como una dirección incorrecta.

La gran mayoría de estas papeletas fueron rechazadas porque los electores cometieron un error o no completaron la información requerida, según los registros estatales.

Pero solo 19 estados actualmente permiten alguna forma de enmendar la boleta electoral, aunque incluso eso no es infalible.

En las primarias estatales de Nevada en junio, por ejemplo, a 12 mil 366 boletas les faltaba una firma o no tenían la que se necesitaba, pero incluso después de que se notificó a los votantes que lo arreglaran, solo el 45 por ciento de los casos se resolvieron.

Sin embargo, la brecha racial en las papeletas rechazadas no es un problema exclusivo de Carolina del Norte, pues a los votantes no blancos frecuentemente les devuelven sus boletas en una tasa más alta que los blancos.

En las elecciones de medio término de Florida en 2018, las boletas emitidas por votantes negros, hispanos y de otras minorías raciales y étnicas fueron rechazadas al doble de la tasa de votos emitidos por blancos, según un informe de la Unión Estadounidense por los Derechos Civiles (ACLU).

Un equipo de investigadores universitarios encontró un patrón similar en Georgia ese año, donde las papeletas de los votantes negros fueron rechazadas a un ritmo más alto que las de los blancos.

Poco menos de mes y medio antes de las presidenciales de noviembre en Estados Unidos, una de las grandes incógnitas en estos momentos es la pandemia de Covid-19 afectará el proceso de votaciones y la posibilidad de que para evitar contagios se eleve la cantidad de ciudadanos que voten por correo.

A pesar de que el presidente Donald Trump se ha mostrado inconforme con dicha posibilidad e incluso recomendó a la gente votar dos veces para de esa manera garantizar que su voto sea contado, la realidad es que muchos estados abrieron la posibilidad de votar por vía email, lo que complica aún más la situación.

En este contexto, a nivel nacional hay temores entre los demócratas de que Trump intente cuestionar el recuento de votos, dado el aumento esperado en la votación por correo este año y la posibilidad de que muchas boletas no se cuenten el día de las elecciones, señala un artículo reciente publicado en The Hill.

tgj/rgh