Rector de la Universidad Técnica de Manabí asegura que su destitución es parte de una persecución política

Fuente: El Diario

De su lado la Contraloría indicó que la notificación de  su destitución es resultado de un informe de 2019 en el que se examinaron procesos de contratación de obras en los años 2018 y 2018.

Vicente Félix Véliz Briones, rector de la Universidad Técnica de Manabí (UTM) aseguró que continuará en su cargo pese a la resolución de la Contraloría que sugiere su destitución.

Para Véliz esta decisión corresponde a una persecución política, tomando en cuenta que es suegro del ahora candidato a la Presidencia de la República, por Centro Democrático, Andrés Arauz.

De su lado el ente de control indicó que la sanción es parte de las conclusiones de un  informe, aprobado el 28 de marzo del 2019, en el que se examinaron pro­cesos de contratación de obras bajo procedimientos de régimen común y de emergencia entre el 1 de enero de 2015 y el 30 de abril de 2018. Adicio­nalmente, se remitió un informe con indicios de responsabilidad penal a la Fiscalía, que está en inda­gación previa.

La auditoría señala que el rector adjudicó seis contra­tos para la construcción y reconstrucción de edificios sin veri­ficar que los contratistas cumplieran los requisitos.

Frente a ello el rector indicó que todos los procesos debieron abrirse mucho antes del 2020, sin embargo manifestó que las determinaciones se dan justo cuando Arauz es candidato para los comicios del 2021.

Advirtió que una vez que le llegue la notificación de su destitución, la romperá al igual que lo hizo Pablo Celi, contralor subrogante, con la acción de personal en donde se le informaba de su destitución y desde entonces se ha quedado en el cargo.

Informó además que presentará en menos de 60 días un recurso en la sede del contencioso administrativo y dijo sentirse seguro de que la ganará en derecho.

Al ser cuestionado por la compra de bienes inmuebles en Quito, Véliz indicó que la Universidad no puede restringirse a ser regional y que por tanto es parte de la visión y desarrollo de la Institución: “Nosotros necesitamos seguir creciendo y ojalá en poco tiempo podamos tener no solo en Quito, sino en Guayaquil y Cuenca”.

Además aclaró que el valor pagado corresponde al avalúo catastral, razón por la cual no existe ningún sobreprecio.

Fuente: El Diario