sábado, abril 17, 2021
sábado, abril 17, 2021
Inicio PICHINCHA Rancho Bajo un barrio al noroccidente de Quito afectado por contaminación ambiental

Rancho Bajo un barrio al noroccidente de Quito afectado por contaminación ambiental

- Advertisement -

“La solución es unir la tubería de alcantarillado que se rompió en Velasco”, para que estas aguas sigan su curso entubadas, dice un dirigente de Rancho Bajo.

Punto noticias.- Rancho Bajo es un barrio que se creó hace 40 años, ubicado al noroccidente de Quito, colinda entre dos quebradas, las cuales están contaminadas con aguas servidas de los barrios aledaños. Esta contaminación ambiental genera mucho malestar de los vecinos, quienes piden al Municipio de Quito su pronta intervención.

 

Pichincha en tu Barrio, acudió al Rancho Bajo para conversar con la comunidad, quienes indicaron que uno de sus principales problemas son las dos quebradas que les rodean, pero la quebrada que les separa del barrio San Enrique de Velasco, es la más contaminada dicen los moradores, ya que hace 12 años que se rompió una tubería de alcantarillado de ese lado y sus aguas servidas desembocan en la quebrada, lo que causa olores insoportables.

La contaminación ambiental es muy fuerte en este sector, doña Rosa Ramos, señala que el problema se fue incrementando paulatinamente desde que se hizo un dique en el 2002, el cual busca airear el agua que baja por la quebrada. El muro que fue puesto por el mismo Municipio empezó a ceder y ahora les piden desalojar este lugar a quienes se encuentran cercanos a la quebrada.

“Nosotros tomábamos el agua de aquí, nos bañábamos, lavábamos la ropa cuando recién llegamos, yo sacaba el agua con una tubería, pero desde que hicieron el dique, las aguas servidas de Velasco (barrio) son las que nos contaminan”, señala doña Rosa. Hay denuncias en su contra por vivir cerca a la quebrada, le han puesto multas que le son imposibles de pagar porque ella es una mujer de la tercera edad y no tiene ese dinero.

“Los olores son insoportables todo el tiempo, no se puede abrir las ventanas, nos causa dolor de cabeza, infecciones intestinales, rogamos que nos den una solución inmediatamente”, dice la señora Mery Flores.

Por su parte, otra moradora Fabiola Laguna, comenta que del otro lado de la quebrada en el lado del barrio Sn Enrique de Velasco, en un invierno se fue la tubería del alcantarillado y las aguas servidas bajan a la quebrada produciendo el mal olor y daño ambiental, “hemos pedido que reconstruyan ese alcantarillado al Municipio pero solo vienen supervisan y no dan soluciones al problema”, señala.

“El pedido es que hagan la entubación de las aguas servidas en la quebrada, desde que inicia el barrio y también para la recolección de la basura que se ocasiona aquí, se haga un muro de contención más arriba del barrio donde no hay viviendas”, pide doña Fabiola.

La comunidad indica que han realizado todas las gestiones en la Administración Municipal de la Delicia con el fin de que les soluciones este problema pero no hay respuesta de las autoridades.

Don Miguel Lechón, dirigente del barrio, afirma que han realizado bastantes gestiones con el Municipio, “nos han visitado los técnicos, han hecho planes para poder canalizar las aguas servidas, nos han comentado que vuelven en 20 días o un mes pero no nos dan solución”.

Estas aguas servidas vienen de Velasco y de La Planada, según la planificación del Municipio en este sector habría un relleno, el compromiso lo asumió en su momento Mauricio Rodas, pero nunca llegó esa solución. “La solución es muy práctica, unir la tubería de alcantarillado que se rompió en Velasco”, para que estas aguas sigan su curso entubadas pero no se da esta solución para los moradores de Rancho Bajo, dice el dirigente.

GRG//

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ÚLTIMAS NOTICIAS

DEPORTES