Quito cambiaría a un «amarillo adaptado» desde el 3 de junio, anuncia alcalde Yunda

Foto: Alcalde de Quito Jorge Yunda

Explicó que será un cambio de color, pero adaptado a las necesidades de la capital ecuatoriana

Punto Noticias. Con 3.380 contagiados y 251 fallecidos, el alcalde de Quito, Jorge Yunda, informó que la ciudad se preparará, en estos 8 días, para cambiar de color en la semaforización de restricciones y pasar de rojo a amarillo el próximo 3 de junio, pero con ciertas especificaciones para la capital de Ecuador.

 

De acuerdo a las estadísticas, al sistema sanitario, al número de casos contagiados y de fallecidos, dijo Yunda, no era posible salir a un color amarillo.

Explicó que en estos días se presentó una serie de alternativas para cambiar de color, pero a un amarillo adaptado a las necesidades y realidad de la ciudad. Por lo que se acordó en el COE cantonal pedir el cambio de color en los siguientes ocho días y, en este tiempo, preparar a la ciudadanía para esta nueva etapa.

Piden al COE nacional las siguientes especificaciones:

  • Continuidad de la metodología de teletrabajo para funcionarios públicos.
  • Actividades productivas reactivadas, siempre y cuando respeten los protocolos de bioseguridad. Estas actividades podrán laborar en jornadas presenciales con el 50% de su personal.
  • Re apertura de locales comerciales, bajo todos los criterios de bioseguridad y únicamente con el 30% de aforo de clientes.
  • Toque de queda de 18:00 a 5:00 de la mañana
  • Reanudación paulatina y controlada del transporte público para evitar las aglomeraciones.
  • Devolución al Municipio de Quito de la potestad para manejar y emitir los salvoconductos.
  • Solicitud para que, en coordinación con el Ministerio de Salud, el Municipio de Quito asuma el manejo del cerco epidemiológico de la ciudad.

Señaló que Quito tendrá la capacidad de aplicar 1.500 pruebas PCR diarias, convirtiéndose en la ciudad con mayor número de pruebas.

De las que se han tomado hasta el momento, mencionó que, de cada 100 pruebas 7 u 8 personas tienen el virus. “Esta positividad es una esperanza para la ciudad. Esperamos que todos los laboratorios estén activos para poder procesar esta cantidad de pruebas”

Además, dijo que la decisión del cambio de color también se basa en las declaraciones de esta mañana del ministro de salud, Juan Carlos Zevallos, quien afirmó que el sistema sanitario no se desbordará.

También indicó que el sector empresarial se ha comprometido a cumplir con las medidas sanitarias, uso de mascarillas, aplicar pruebas y que el ambiente laboral sea con distanciamiento.

Al pasar a amarillo, de acuerdo a lo establecido por el COE nacional, las instituciones públicas y privadas del cantón podrán trabajar con máximo el 50% del personal. Se autoriza el transporte urbano e interparroquial y los buses tendrán un máximo de pasajeros del 30% de su capacidad.