Quinsaloma no ha parado su producción de naranjas y cacao pese a que la pandemia arreció fuertemente

Foto GAD Quinsaloma

En este cantón riorense en toda la etapa de la emergencia sanitaria se contagiaron más de 150 personas dice el alcalde y fallecieron máximo un 3 %.

Punto Noticias.- Inicialmente en Quinsaloma no tenían contagios pero pronto llegaron a 146 casos positivos de covid-19, los cuales se han recuperado con remedios caseros. La producción agrícola no ha parado en el abastecimiento de naranja y cacao. Cerca de USD 100.000 ha invertido el municipio para enfrentar la pandemia.

Freddy Buenaño, alcalde de Quinsaloma, señala que pese a no ser la competencia de los municipios debieron asumir la emergencia sanitaria. La gente que ha llegado a contagiarse empezó a curarse con remedios caseros. Incluso el mismo alcalde se había afectado, pero no sabía que se ha contagiado de covid-19, cuando le hicieron la prueba conoció que ya había pasado su enfermedad, la que se manifestó en su organismo con una gripe pasajera.

Luego de salvar la etapa más fuerte de la pandemia inició la apertura de los comercios en el cantón riorense que colinda entre tres provincias, Cotopaxi, Bolívar y los Ríos.

Aquello hace que este cantón sea muy comercial, en la reactivación económica se logró la venta de la naranja y el cacao porque su producción no cesó en el campo, señala el burgomaestre.

Con la apertura del comercio ingresó también el contagio. Pero la gente le perdió el miedo y por ello no paró la producción agraria.

En Quinsaloma en toda la etapa de la emergencia sanitaria se contagiaron más de 150 personas dice el alcalde y fallecieron máximo un 3 %. Pero Buenaño deja en duda las cifras reales del contagio que da el Ministerio de Salud Pública, “de los números que aparecen en la infografía nacional, yo creo que por lo menos se debe multiplicar por tres” para conocer el resultado real, advierte.

Las pruebas rápidas y PCR las administró el MSP, por esa razón, aquellas personas de estaban con los síntomas de coronavirus se les aplicó las muestras, dice el alcalde.

El gobierno municipal habría gastado menos de USD 100.000, esa suma creció porque debieron invertir en potabilizar el agua que captaban del río y era bastante turbia. El gobierno adeuda alrededor de 400.000 dólares entre alícuotas y devolución del IVA a Quinsaloma.