Proyecto que beneficia a afectados por la crisis bancaria de 1999 tramita el Legislativo

En la sesión del Pleno 681 se discutió en primer debate.

Punto Noticias. El proyecto de Ley Orgánica sobre Procesos de Transferencia de Inmuebles a Personas Naturales o Jurídicas de Derecho Privado, Reformatoria a la Ley Orgánica para el Cierre de la Crisis Bancaria de 1999, fue tramitado en primer debate por la Legislatura.

La propuesta, contenida en el informe de la Comisión de Desarrollo Económico, concretamente, desarrolla el procedimiento y requisitos para la transferencia de dominio de bienes inmuebles gestionados por parte del Banco Central, de la Secretaría Técnica de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar) y del Ministerio de Agricultura, a favor de personas, naturales o jurídicas de derecho privado.

Frente a la conmoción social y económica que sufrió el país por el feriado bancario, debido al colapso del sistema financiero, se dictó la Ley Orgánica para el Cierre de la Crisis Bancaria de 1999, cuyos objetivos eran posibilitar la transferencia de los activos de la denominada “banca cerrada”, administrados por el Banco Central del Ecuador, a instituciones públicas que le puedan dar un uso provechoso, en beneficio del colectivo social, y pagar las acreencias al sector privado y público. Sin embargo, no contempló un procedimiento claro y adecuado para legalizar la transferencia de dominio de inmuebles, según los antecedentes del proyecto.

La propuesta de normativa plantea viabilizar la legalización de la transferencia de dominio de inmuebles, cuyos poseedores eran personas naturales que habían cancelado sus obligaciones con la “banca cerrada” o no tenían deudas con estas instituciones bancarias o financieras y que, por razones ajenas a su control y voluntad, no obtuvieron las respectivas escrituras de compraventa e inscribieron en los correspondientes registros de la propiedad.

Esteban Albornoz, ponente, aseguró que se trabajó de manera técnica con las propias autoridades del Banco Central e Inmobiliar, a fin de concretar textos claros, efectivos y consensuados, que permitan la aprobación inmediata en la Asamblea y el ejecútese por parte del presidente de la República.

A su entender, hay que dar una solución definitiva a un importante grupo de ecuatorianos que han pasado por una serie de vicisitudes, como enfrentar procesos legales, contratar abogados para legalizar sus propiedades, sin conseguirlo durante 21 años, por falta de sensibilidad de cierta burocracia, a pesar de haber cancelado oportunamente sus obligaciones en el sistema financiero, reclamó.

Según el asambleísta César Rohón (PSC), proponente del proyecto, este beneficia a todos los acreedores de la banca cerrada de 1999, no solo a los afectados de Filanbanco, para que puedan obtener sus escrituras y títulos de sus propiedades (departamentos, fincas, viviendas, etc.), con absoluta legalidad y transparencia.

En el debate, parlamentarios como Rubén Bustamante, Juan Cárdenas, Carlos Cambala expresaron el total respaldo a la iniciativa, considerando que hace justicia social a favor de miles de ciudadanos afectados.

Hicieron votos porque nunca más haya una dolorosa tragedia, como la del feriado bancario y de congelamiento de depósitos, que obligó a tres millones de personas a migrar al extranjero, según reflexionaron.

Fuente: Asamblea Nacional.