Propietarios de camionetas denuncian cobro de coimas en CNT para ser incluidos en contratos de transporte

La gerente de la empresa pública Martha Moncayo es señalada en esta presunta trama de corrupción

LOS PERIODISTAS

Según denuncias de transportistas que aseguran haber sido perjudicados, al interior de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) operaba una red que se encargaba de cobrar “aportes” para ser tomados en cuenta en contratos con la empresa pública.

Jorge Calahorrano Vaca, funcionario de la Dirección de Transportes de CNT, es señalado como el emisario de la gerente general, Martha Moncayo, quien se encargaba de coordinar las reuniones con los transportistas.

Los encuentros se realizaban en el edificio Vivaldi, en la avenida Amazonas y Japón, en Quito, y en ellos se explicaban los avances de los procesos de adjudicación de los contratos de transporte mixto de camionetas.

También participaban Roberto Gotera Portillo, jefe de Servicios Generales y de Seguros de CNT, y Napoleón Cabrera Yumbla, presidente de la Federación Nacional de Transporte Liviano y Mixto (FENACOTRALI).

Según los denunciantes, cada propietario debía entregar un aporte de USD 1.000 para CNT y USD 500 para FENACOTRALI.

Aseguran que las direcciones en donde debían realizar los pagos eran lugares cercanos a los domicilios de Moncayo, del gerente Administrativo y de Abastecimiento, del jefe de servicios generales y seguros, y de otros funcionarios.

En un primer proceso entregaron USD 70.000, pero el contrato no se concretó debido a que la comisión técnica de contratación no calificó a las cooperativas que participaban en el concurso.

Calahorrano les había solicitado que paguen nuevamente el aporte para continuar en el proceso, ante lo cual accedieron 80 propietarios y cancelaron los valores acordados.

Tras este pago, se abrió el proceso contractual signado con el código FI-CNTEP-115413-20, pero nuevamente la comisión técnica de la propia CNT descalificó a las cooperativas.

Posteriormente se reunieron con Gotera, quien, según los denunciantes, les hizo escuchar un mensaje de audio de Martha Moncayo, en el que les pidió que se tranquilicen y que todo iba a salir bien.

Gotera les había informado que Moncayo se aprestaba a firmar una resolución para ampliar las facultades del gerente administrativo y de abastecimiento para que pueda firmar directamente la documentación precontractual y post contractual.

La resolución fue presentada en una reunión posterior, realizada en la sede de FENACOTRALI, en la que estuvieron presentes los dirigentes de ese gremio Napoleón Cabrera, Antonio Armendáriz Aizaga y Anita Arcos Paredes, vocales de cooperativas, el gerente Administrativo y de Abastecimiento de CNT, Jorge Muñoz Vélez, y Roberto Gotera, jefe de servicios generales y de seguros.

Pese a esto, tampoco se firmó el contrato. Roberto Gotera les había informado que Martha Moncayo “ya había hablado con la directora de Atención al Usuario de Sercop (Wendy Paulina Barreno Lalama) para que se pueda adjudicar parcialmente el proceso”.

Este ofrecimiento se cumplió y luego se abrió un nuevo proceso con el código FI-CNTEP-115384-20, para la adjudicación de 110 unidades, para lo cual debían pagar los aportes nuevamente.

Sin embargo, la comisión técnica descalificó una vez más a las cooperativas, ante lo cual el gerente administrativo, Jorge Muñoz, se comprometió a emitir un documento para declarar desierto al proceso e iniciar uno nuevo, con modificaciones que favorezcan a los aspirantes.

Para esto, Napoleón Cabrera les había asegurado que “Martitha ya había hablado con la directora de supervisión de procedimientos de Sercop” (Daniela Piedad Gordillo Ramírez) y que todo se iba a solucionar antes de un viaje que debía realizar la gerente de CNT a Estados Unidos.

El proceso hasta la fecha no se concreta, pese a que muchos transportistas aseguran que han pagado el aporte durante tres ocasiones.

A más de que han perdido dinero y no pueden trabajar con sus vehículos, denuncian que son víctimas de amedrentamiento por parte de Cabrera y de la gerente de CNT.

Cabrera negó las acusaciones y aseguró que jamás ha conocido a Jorge Calahorrano, ni a los otros funcionarios de CNT mencionados en este caso.

Reconoció que con quien sí se ha reunido es con la gerente general, aunque aclaró que esos encuentros han sido públicos. “Con Martha Moncayo he dialogado en reiteradas ocasiones como federación en mesa de sesiones, ella con su equipo técnico asesor y yo con los compañeros dirigentes”, señaló.

Asimismo, reconoció que hubo una adjudicación parcial de 80 camionetas, de un total de 210 unidades contemplado en un proceso de contratación que aún se lleva adelante.

Solicitamos una entrevista con Moncayo, pero el departamento de Comunicación de CNT respondió que no era posible porque estaba muy ocupada con su agenda.

De igual manera, buscamos una versión del Sercop, pero tampoco hubo respuesta.