Presidente Moreno miente con cinismo total, nunca desclasificaron documentos sobre la muerte de periodistas en la frontera: Ricardo Rivas

A Fiscalía no le interesa investigar este caso, tienen todos los elementos para determinar que el equipo de El Comercio murió por incursiones militares, agregó.

Ricardo Rivas, hermano de Paúl Rivas fotógrafo de diario El Comercio secuestrado y asesinado por disidentes de las FARC, reprochó que el presidente de la República, Lenín Moreno, siga mintiendo con lo ocurrido con el equipo periodístico en abril de 2018.

“Para mí es un cinismo total del Presidente, le falta sangre en la cara para seguir afirmando una mentira que espera que se transforme en verdad. No es posible que se juegue con el sentimiento de las familias y de la ciudadanía”.

Le recordó a Moreno que su Gobierno apenas cuenta con el 6% de credibilidad, por lo que no puede mentir asegurando que hizo todo para conservar la vida de Paúl Rivas, Javier Ortega y Efraín Segarra: “Yo tengo aquí datos donde se dice que el Presidente es informado del secuestro 10 días después, entre el 3 y 4 de abril (…) seguramente algo debe haber oculto, que a ciertas autoridades no les interesaba que salga a la luz”.

Señaló que el propio informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), apunta que los Estados de Colombia y Ecuador aún no han cumplido con la recopilación de información y desclasificación de documentos de manera sistemática del caso: “Si el informe dice que no se ha entregado, pues entonces en qué realidad vive el Presidente”.

Rivas manifestó que quizás en la mente del mandatario se encuentra el audio que se filtró en 2018 y por el cual se evidenció que tenían comunicación directa con alias Guacho, ya que ahí le garantizan que se ha cumplido con la desmovilización de tropas temporalmente y la celeridad de procesos judiciales para dejar en libertad a quienes formaban parte del grupo Oliver Sinisterra. Sin embargo aclaró que el mismo informe de la CIDH asegura que las fuerzas colombianas si hicieron operativos en la frontera y que incluso una fuerza extranjera ingreso a territorio ecuatoriano para operar conjuntamente con el GIR.

Detalló que contrario a lo afirmado por los Gobiernos de Ecuador y Colombia, los cuales manifestaron que Paul, Javier y Efraín fueron puestos de rodillas y asesinados; medicina legal informa que a ellos los dispararon en movimiento: “Y dicen que la dirección de las balas fue de abajo hacia arriba, esto significa que las intervenciones militares influyeron”.

Criticó que pese a conocer de todas estas irregularidades la Fiscalía no esté interesada en investigar: “Hemos visto que el caso Sobornos lo hicieron con celeridad tremenda, así me gustaría que lo hagan con nuestro caso, más allá de los tintes políticos”.

Además puntualizó que aquí también está de por medio una investigación periodística y sin embargo la Fiscalía a cargo de Diana Salazar parece desinteresada por dar a conocer la verdad de los hechos.