Presidente de Perú compareció ante el Congreso que busca destituirlo

Foto AP

Si Vizcarra es destituido, asumiría su lugar el presidente del Congreso, Manuel Merino.

Punto Noticias.- A último minuto, en un giro sorpresivo, Martín Vizcarra, presidente de Perú, decide ir al Congreso donde votarán para destituirlo del cargo por “incapacidad moral”.

 

“Hoy, una vez más, un presidente comparece ante el Congreso y esta vez en medio de una emergencia sanitaria que aqueja a todo el país. Hoy más que nunca debemos deponer rencillas y trabajar juntos por el país, los invoco [a los parlamentarios] a renovar su compromiso con la gente (…) El verdadero reto es el trabajo conjunto”, expresó el presidente en la sede parlamentaria.

El mandatario en su discurso aceptó que la voz de los audios es la suya, pero aseguró que no hay ningún acto ilícito que se trate en esa conversación. Dijo que lo único ilícito es “la manera cómo se consiguieron” las grabaciones.

Además, comentó que puede someterse a las investigaciones de la Fiscalía de los supuestos ilícitos, pero aseveró que la motivación que apela el Congreso para removerlo no se basa en la realidad sino en especulaciones.

El jefe de Estado se reunió en la mañana de este viernes 18 de septiembre, en la sede del Ejecutivo con su abogado defensor, Roberto Pereira, quien lo acompaña en el Congreso.

Aunque Vizcarra había decidido no ir al Parlamento, cambió de opinión a último momento. El jefe de Estado tiene una hora para hacer sus descargos, después tomaría la palabra su abogado. Al final el pleno debatirá y se preparará para la votación.

Para destituir al Mandatario el Congreso necesita de 87 votos (dos tercios de los representantes) para lograrlo, si Vizcarra es sacado de su cargo, asumiría su lugar el presidente del Congreso, Manuel Merino. Sin embargo, la posición de las diversas bancadas legislativas, no orientan ningún desenlace, quizás en las próximas horas se definan las posiciones.

En la semana pasada, el Congreso aprobó el pedido de destitución en contra del jefe de Estado por la figura constitucional de “incapacidad moral” por su supuesta participación en un caso de corrupción donde se habría contratado ilícitamente a un ciudadano peruano para que trabaje en el Ministerio de Cultura.

El caso lo develaron en la Comisión de Fiscalización del Parlamento por medio de unos audios telefónicos donde se escucha al presidente hablando con su exasesora, Karem Roca, sobre una presunta maniobra que oculte ante el Congreso y la opinión pública el vínculo que tendría Vizcarra con Cisneros.

Fuente: Sputnik