Presidente de Haití reitera urgencia de nueva Constitución

Foto Prensa Latina

Puerto Príncipe, 28 octubre (Prensa Latina). El presidente de Haití, Jovenel Moïse, insistió hoy nuevamente en la urgencia de una modificación constitucional para alcanzar una nación más justa e inclusiva, aseveró.

La nueva carta magna restaurará los derechos de la diáspora, entre ellos el voto, aseguró el jefe de Estado durante el Consejo de Ministros que se centró en la seguridad, removilización de la maquinaria electoral y la cohesión de la acción gubernamental.

Moïse subrayó que ya es momento para que el país se encamine hacia la estabilidad y abogó por la unidad de la familia haitiana.

En menos de una semana, el mandatario se refirió al menos en tres ocasiones sobre el cambio constitucional, un tema polémico y que recibe rechazo de varias personalidades y franjas opositoras.

El viernes pasado, en su discurso a la nación, el gobernante abogó por una modificación a la Ley Fundamental, antes de emprender el proceso electoral para elegir a los gobernadores locales y representantes del Parlamento.

De acuerdo con Moïse, el país necesita una carta magna moderna, adaptada a las demandas y desafíos próximos de la nación, mientras preserva el legado democrático alcanzado en 1987.

Más adelante, durante su visita a una obra de construcción en el Bulevar Harry Truman en esta capital, se comprometió a respetar la decisión de los haitianos sobre la reforma a la ley de leyes, aunque no cejó en su plan electoral.

Las elecciones son obligatorias, al final de mi mandato, tengo que darle al pueblo la oportunidad de elegir otro presidente. Pero sería bueno que las élites se unieran para darle al país una nueva constitución, insistió.

La reforma proyectada por Moïse y el proceso electoral, es centro de polémica en las últimas semanas, entre detractores que afirman la falta de condiciones en el país y quienes apoyan el plan gubernamental.

Aunque la mayoría de los sectores coincide en que la carta magna precisa de cambios, muchos señalan la escasa legitimidad del gobierno para emprenderlos.

Por su parte, la oposición cada vez más dividida, clama por una administración transitoria y rechaza comicios organizados por el actual presidente.

Sectores progresistas critican además la clara injerencia del gobierno de Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos en este proceso.

Recientemente, un portavoz del Departamento de Estado norteamericano dijo que Estados Unidos espera elecciones en Haití a más tardar en enero para renovar la Cámara baja, dos tercios del Senado y todas las oficinas locales, incluidos los alcaldes.

ga/ane