Presidente culpa a las escuelas por el incremento de contagios de covid19

Imagen representativa

Miles de contagios pudieron evitarse si en las escuelas hubiéramos enseñado normas y disposiciones para vivir en comunidad.

El presidente de la República, Lenín Moreno,  criticó a los modelos educativos del país que, dijo, no han formado personas que entiendan la importancia de la higiene personal lo que provocó miles de contagios por coronavirus: “Pudo evitarse si en las escuelas hubiéramos enseñado la importancia de respetar normas y disposiciones para vivir en comunidad”.

Asimismo atribuyó la crisis sanitaria a que el Gobierno anterior no impulsó un modelo de salud preventivo sino más bien curativo y aunque reconoció que en los diez años de su antecesor se construyó infraestructura hospitalaria a gran escala, manifestó que se cerraron cientos de centros de salud y que no se trabajó en procesos de salubridad en los sectores marginales.

Respecto a la responsabilidad de su régimen por lo ocurrido durante la emergencia sanitaria y que según datos del registro civil dejó más de 13 mil fallecidos fuera de lo habitual en el país, Moreno únicamente dijo que dolió mucho, sobre todo por Guayaquil: “Hemos hecho un minuto de silencio pero continuamos con silencio dentro de nuestros corazones, almas y espíritus, homenaje y tributo a hombres y mujeres que partieron antes de hora por coronavirus”.

El mandatario no reconoció errores y más bien felicitó al vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner y sus ministros por trasladarse al puerto principal para verificar que el personal cuente con trajes de bioprotección y que la ciudadanía tenga  atención oportuna. Tampoco  habló de las protestas de médicos y enfermeras que denunciaban falta de equipos, así como muertos y contagiados de ambos gremios, ni de los ciudadanos que no encontraban los cuerpos de sus familiares o de quienes en sus casas exigían que retiren los cadáveres de sus allegados.

Más bien dijo que su equipo de jóvenes; al referirse a Sonennholzner, el secretario de Gabinete Juan Sebastián Roldán y la ministra de Gobierno María Paula Romo; comprometidos con la salud, la Patria y la gente visitaron uno por uno más de 30 hospitales.

Y contrario a la carta de renuncia de la exministra de Salud, Catalina Andramuño, sobre falta de presupuesto para atender la emergencia lo que le habría llevado a dar un paso al costado, Moreno aseguró que el Gobierno destinó más de USD650 millones para atención a salud durante la crisis sanitaria, sin embargo en ese mismo discurso afirmó que fueron USD760 millones, sin definirse cuál fue el monto exacto.  Asimismo se refirió a los bonos entregados: “Creamos el bono de protección emergente, un bono de protección familiar, al que destinamos 45 millones de dólares, para atender a 950.000 familias. Impulsados por la tragedia, todos trabajamos por todos”.

En ese marco puntualizó que se ha invertido USD10.000 millones en el sector pero no dio detalles tomando en cuenta que el propio Ministerio de Finanzas en las proformas presupuestarias establece un decremento por más de USD500 millones en los dos últimos años para salud. Asimismo subrayó la contratación de 3.040 profesionales pero no topó el tema de quienes en los últimos días han salido a protestar a causa de despidos en el Ministerio de Salud Pública.

De otro lado, destacó que hace  tres semanas se firmó decreto para establecer un sistema único de compras que involucra a 700 hospitales y centros de salud, mismo que permitirá un ahorro de USD400 millones: “Empezará en Guayaquil y dotará de medicamentos e insumos a todo el Ecuador”.

Aseguró una vez más que se dotará de mayor infraestructura y equipamiento, con especial énfasis en la Amazonía: “Vamos a mejorar la estrategia Médico del Barrio y continuaremos con la atención integral para millones de compatriotas”.