Preocupación en Defensoría del Pueblo por denuncia de desabastecimiento de anestésicos para covid

Imagen Referencial

El organismo le recuerda al Gobierno Nacional que es su obligación garantizar el acceso a los insumos médicos para salvar la vida de las personas.

Punto Noticias. Alarma y preocupación ante la denuncia pública presentada por el Colegio de Médicos del Guayas, por el supuesto desabastecimiento de anestésicos en las unidades de cuidados intensivos que atienden a pacientes diagnosticados con COVID-19, expresó la Defensoría del Pueblo (DPE).

Los anestésicos son utilizados para tratar a pacientes que sufren insuficiencia respiratoria severa y deben ser asistidos con ventilación mecánica. La denuncia pública del Colegio de Médicos del Guayas se refiere a que, al no contar con anestésicos, las y los pacientes deben ser intubados estando conscientes, lo cual significa un proceso doloroso, invasivo y que podría provocar otras complicaciones médicas, arriesgando la vida de la o el paciente, advierte el comunicado del organismo defensor de los derechos humanos.

La DPE alerta que el derecho a la salud, al acceso a medicamentos de calidad, seguros y eficaces, está íntimamente relacionado con el derecho a la vida, a la dignidad de las personas, entre otros, y es obligación del Estado, a través del Gobierno Nacional, garantizar el acceso a anestésicos necesarios para salvar la vida de las personas que han sido diagnosticadas con COVID-19.

La Corte Constitucional se ha pronunciado sobre el derecho a la salud y establece que este incluye el derecho a la disponibilidad y al acceso a medicamentos (Sentencia No 679-18-JP/20 y acumulados) y señala que es el Estado el obligado a proporcionar este acceso a través de políticas públicas adecuadas, a realizar las compras públicas que se requieran, cumpliendo los parámetros de eficiencia, transparencia y oportunidad para el acceso a medicamentos de calidad, seguros y eficaces, y a proveer y disponer los recursos necesarios para la compra oportuna, regular y suficiente, señala el boletín.

Ante esta grave denuncia de desabastecimiento de anestésicos, la Defensoría del Pueblo exhorta:

Al Gobierno Nacional para que actúe con total responsabilidad y garantice el derecho a la salud y la vida de las y los ecuatorianos y disponga a las carteras de Estado correspondientes a que atiendan las necesidades de medicinas anestésicas, para las y los pacientes diagnosticados con COVID-19 y otras patologías que lo requieran.

Al Ministerio de Salud para que informe al país y remita a la Defensoría del Pueblo la información respecto de la disponibilidad o no de anestésicos en todos los hospitales del país, que cuenten con terapia intensiva y que están atendiendo a pacientes con diagnóstico de COVID-19.

Al Ministerio de Economía y Finanzas para que garantice el presupuesto necesario para la compra de anestésicos y medicinas necesarias para la atención de las y los pacientes con COVID-19.

Al SERCOP para que, de manera urgente e inmediata, establezca y viabilice los procedimientos de contratación pública necesarios para la compra de estos anestésicos.

A la población que vive en Ecuador para que aplique las medidas de bioseguridad establecidas por el COE Nacional y los COE cantonales y evite aglomeraciones, limite la asistencia a reuniones sociales, la concurrencia a lugares donde no se guarde el debido distanciamiento y precautele, de manera responsable, su salud y la de sus familias.

El Comunicado de la Defensoría anuncia que dará seguimiento a estas graves denuncias de vulneraciones a los derechos humanos, en el contexto de la pandemia de la COVID-19, y espera la respuesta formal por parte del Gobierno Nacional ante los hechos expuestos.