Población de Sigchos en su mayoría optó por la medicina alternativa

Foto redes sociales

La municipalidad no ha parado en toda la etapa de la emergencia sanitaria.

Punto Noticias.- En Sigchos la población utiliza la corteza de un árbol llamada cascarilla que es un precursor de la cloroquina, eso ha hecho que las personas que se han contagiado de covid-19 no presenten cuadros severos en su sintomatología.

 

Desde el 15 de junio el cantón Sigchos se encuentra en semáforo amarillo, según el registro oficial tienen 70 casos positivos de coronavirus, y dos fallecidos que pertenecen a la tercera edad. Las personas que han sido contagiadas se han recuperado de forma favorable en dos semanas máximo y se reintegran a sus labores normales, señala el alcalde Hugo Arguello.

En el cantón se mantienen las ferias con las debidas medidas de seguridad y no han tenido que acudir a otro tipo de restricciones.

Para Arguello, la obligación de realizar las pruebas PCR es del Ministerio de Salud quienes cuentan con recursos del Estado, en cambio las pruebas rápidas no son de gran ayuda cuando el contagio es comunitario, la ciudadanía de este cantón de la provincia de Cotopaxi lo ha realizado en forma individual.

Lo importante para el Alcalde, no es generar pánico en la población, sino que ante una sintomatología manifiesta, acudan a los médicos con prontitud. Además, señala que la población acude a medicina alternativa como la Ivermectina, o la corteza de un árbol que es la cascarilla, el principio de la medicina llamada cloroquina, lo que ha permitido que los cuadros de afectación del coronavirus sean menos intensos.

Pese a que han tenido dos o tres personas que ha caído contagiadas de covid-19 en el municipio, las cuales han sido atendidas y se han recuperado, la institución y siguen en sus labores normalmente en la alcaldía, dice Arguello.

Para el alcalde de Sigchos el tema de entrega de raciones alimenticias es usado desde el nivel político. En este cantón la población vive de la agricultura, por lo tanto la gente no se muere de hambre, lo importante es fortalecer la capacidad de reactivación económica de la gente.

El municipio de Sigchos habría gastado máximo unos USD 42.000 en equipos e insumos sanitarios. Respecto a las deudas del Estado, desde el 2018 les deben el IVA y desde abril lo correspondiente a las alícuotas, señala el burgomaestre.