Personal de Cuidados Intensivos está dispuesto a luchar a lado de los pacientes con coronavirus

Imagen referencial / El Universo

Hernán Aguirre Bermeo, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Cuidados Intensivos, pide a la población quedarse en casa.

Punto Noticias.- Ante la propagación del coronavirus en el país, el presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Cuidados Intensivos, Hernán Aguirre Bermeo, exhortó a la población a quedarse en casa para frenar la cifra de contagios.

Aguirre, quien es especialista en Medicina Crítica y es jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Vicente Corral Moscoso de Cuenca, indicó que es indispensable que primero se cumplan con las recomendaciones realizadas por el Gobierno y segundo, se dote de los recursos necesarios al sector de la salud para enfrentar la emergencia.

Con este antecedente, dijo que el personal sanitario está preparado para enfrentar a la enfermedad porque el objetivo es llegar a la meta de esta “maratón” en la que están dispuestos a sufrir junto con los pacientes y sus familias.

Sostuvo que el desafío para superar la emergencia es simplemente quedarse en casa, debido a que ya se han dictado por parte del Gobierno las políticas de contención.

“La población en general determinará si se puede frenar este comportamiento de diseminación exponencial, con lo cual nuestro sistema de salud podrá soportarlo y tal vez no ser superado, pero depende mucho de que se queden casa y se cumplan con las normas de higiene”, enfatizó.

Reiteró que al Gobierno le compete destinar toda la ayuda que sea necesaria al sistema de salud y agregó que con todas las acciones implementadas se podría aplacar en algo al virus que ya advierte algunas mutaciones.

Explicó que el COVID-19 es severo porque de manera inicial ataca al sistema respiratorio y que de acuerdo con su evolución puede causar una inflamación agresiva al tejido pulmonar llamado síndrome de distrés respiratorio agudo y posteriormente una reacción inflamatoria generalizada con disfunción de todos los órganos del cuerpo humano. Esto hace que se necesite la intervención de casi todas las especialidades médicas.

Señaló que las personas mayores de 65 años o quienes presentan hipertensión, diabetes o estados de inmunosupresión son los más vulnerables, pero esto no significa que la enfermedad sea desarrollada por personas con rangos de edades menores a la señalada.

Advirtió que no es habitual tener en las Unidades de Cuidados Intensivos tanto movimiento como en la actualidad sucede a causa del coronavirus.

Expuso que ese obedece a la rapidez con la que el COVID-19 ataca y hace que un gran porcentaje de pacientes requieran ser atendidos en esa área.

Fuente: El Universo, redes sociales