Percepción de inseguridad crece a pesar de que las cifras señalan lo contrario

Foto: El Comercio

En relación al 2019, en este año la Policía reporta menos delitos en Quito.  

Punto Noticias.- Un total de 9 118 delitos reporta la Policía Nacional, desde el 1 de enero hasta el 6 de noviembre de 2020, en Quito. En el mismo período de 2019, se registraron 13 222, lo cual implicaría una reducción del 31%.

Según la Policía, lo que más se ha reportado en este año son los atracos a los peatones en las calles, aceras, avenidas, plazas y parques. Los moradores de 1 269 barrios serían los más afectados por la delincuencia.

Para el general Alain Luna, comandante del Distrito Metropolitano, es importante saber que hay casos que no se denuncian.

“El análisis del delito a través del tema estadístico se sustenta con denuncias. Como hay personas que, por diversas razones, no denuncian los delitos de los que son víctimas, las cifras nunca serán las exactas. Tenemos que ser francos con la ciudadanía, porque la realidad puede ser otra”, aseveró.

Ante esa situación, la Policía ha configurado varias estrategias para afrontar la problemática. Una de ellas es que se ha intensificado la presencia de uniformados en los puntos donde se han registrado denuncias. En ese grupo están los parques Metropolitano Guangüiltagua y La Carolina, así como la Ruta del Chaquiñán.

Otras medidas son la protección a ciclistas, reforzamiento de los operativos con grupos especiales, mayor seguridad en el transporte público a través de vigilancias con personal vestido de civil, intervenciones permanentes en las cachinerías, apoyo y fortalecimiento en las zonas sensibles con los oficiales que están a punto de graduarse, entre otros.

César Díaz, secretario de Seguridad y Gobernabilidad, indicó que desde el Municipio se han aplicado planes para colaborar con la Policía como es la implementación de 1 518 cámaras de seguridad.

Asimismo, se instalaron 1 237 alarmas comunitarias y se conformaron, aproximadamente, 200 comités de seguridad. Pero los testimonios de vecinos y dirigentes barriales dan cuenta de que la percepción de inseguridad y el miedo van en aumento.

Según William Basantes, presidente de la Federación de Barrios del Sur, no todas las estrategias funcionan y faltan aspectos por pulir.

El dirigente añadió que la cantidad de policías es insuficiente para atender la demanda ciudadana.

Trascendió que la capital cuenta con 4 141 uniformados, distribuidos en 9 unidades de vigilancia comunitaria, 278 unidades de policía comunitaria y 32 unidades móviles de atención ciudadana.

Para Gustavo Mejía, coordinador de seguridad en La Tola, la intervención policial se direcciona a las emergencias que se presentan en otros sectores y salen de los vecindarios por lo que la planificación debe cambiar. Una visión similar tiene Carlos Vivanco, presidente del barrio San Bartolo Alto, quien agregó que con los vecinos han instalado equipos de seguridad por su cuenta.

Marco Moya, presidente de la Confederación de Barrios del Ecuador, comentó, en cambio, que en 25 vecindarios se han unido para conformar brigadas nocturnas de patrullaje, ante la falta de efectividad de los proyectos aplicados por las autoridades.

Fuente: El Comercio, redes sociales