Pago anticipado del IR de 1.068 contribuyentes permitirá una recaudación por USD 300 millones

Imagen referencial / Ecuador al Día

Mediante Decreto Ejecutivo se dispuso que esos recursos vayan dirigidos al sector de la salud. 

Punto Noticias.- Los contribuyentes que en el ejercicio fiscal 2019 hayan percibido ingresos netos por un monto igual o superior a los USD 5 millones y que hayan obtenido utilidad de enero a julio del 2020 deberán cancelar el valor anticipado del Impuesto a la Renta (IR) del 2021.

La recaudación está a cargo del Servicio de Rentas Internas (SRI) y se la hará hasta el 11 de septiembre.

Con esta medida, el Gobierno pretende recaudar aproximadamente USD 300 millones, valor que se destinará para cubrir los principales valores de pago al sector de la salud afectado por la pandemia.

Los recursos permitirán saldar las obligaciones pendientes con la Junta de Beneficencia, Solca, la Cruz Roja, entre otros prestadores; así como para la adquisición de medicamentos, dispositivos e insumos médicos; el mantenimiento preventivo de la maquinaria sanitaria de los establecimientos del Ministerio de Salud Pública (MSP); la adquisición de sangre, hemocomponentes y derivados; la contratación de mantenimiento preventivo, y otros gastos relacionados con ambulancias.

La decisión la adoptó el presidente Lenín Moreno, mediante el Decreto Ejecutivo N° 1137 suscrito el pasado 2 de septiembre en el que se dispone el pago anticipado del IR.

La cancelación solo se aplicará para cerca del 0.02% de contribuyentes, es decir 1.068 de un universo de 5,5 millones, que no se vieron afectados por la pandemia y generaron utilidades durante estos meses.

El documento oficial señala que no estarán obligados al pago anticipado los sujetos pasivos que sean micro, pequeñas o medianas empresas; o cuya totalidad de ingresos respecto al ejercicio fiscal 2020 esté exenta de pago del IR de conformidad con la ley; o aquellos contribuyentes que tengan su domicilio tributario principal en Galápagos; o su actividad económica corresponde a la operación de líneas aéreas, a las actividades turísticas de alojamiento y/o comidas; al sector agrícola; a exportadores habituales de bienes, y a las actividades relacionadas con el sector acuícola.

Fuente: Secretaría General de Comunicación de la Presidencia