Pablo Celi no podría demostrar la legalidad de su cargo en demanda por usurpación de funciones ante la Fiscalía

Vocera del colectivo que presentó demanda contra Celi denuncia que recibió amenazas

LOS PERIODISTAS

La Fiscalía General del Estado lleva adelante una investigación en contra del contralor subrogante Pablo Celi, por una supuesta usurpación y simulación de funciones públicas, denunciado el pasado 07 de julio por el colectivo Resistencia Revolucionaria Ecuador.

Dentro de las primeras diligencias, el fiscal a cargo de este caso solicitó a la Dirección de Talento Humano de la Contraloría que certifique quienes se desempeñaban como contralor titular y subcontralor durante los meses de mayo y junio de 2017.

De acuerdo con los archivos de la Contraloría y de la Asamblea Nacional, Carlos Polit presentó su renuncia al cargo de contralor general el 20 de junio de 2017, pero oficialmente su salida se concretó el 02 de julio, después de ser censurado y destituido mediante juicio político.

Antes de dejar el cargo, Polit suscribió el 25 de mayo de 2017, desde Miami, la acción de personal número 913 con la que dio por terminada la designación de Pablo Celi como subcontralor.

En esa misma fecha, firmó la acción de personal número 914 con la que designó a Sabett Chamoun como subcontalora general, en remplazo de Celi.

Polit dejó sentados estos cambios, que debían entrar en vigencia el 02 de junio de 2017, en la declaración juramentada número 173 /2017, en la Oficina Consular del Ecuador en Miami.

Sin embargo, al ser notificado con la acción de personal con la terminación de su nombramiento como subcontralor, Celi rompió el documento y desconoció la disposición, lo que quedó grabado en videos difundidos en medios de comunicación y redes sociales.

Posteriormente, el 21 de junio Celi expidió el Acuerdo 020-CG-2017, mediante el cual se autoproclamó como contralor general subrogante, con el argumento de que había ausencia definitiva del titular.

El documento  se publicó en el Registro Oficial número 22 del 26 de junio de 2017, antes de que se oficialice la salida de Polit como contralor.

El consultor jurídico, Augusto Tandazo, considera que Celi ocupa ilegalmente el cargo de contralor subrogante, por haber desconocido la remoción de su función de subcontralor, dispuesto por Polit.

Recordó que, de acuerdo con el artículo 33 de la Ley Orgánica de la Contraloría, el puesto de subcontralor es un cargo de libre remoción, que depende del contralor tirular, por lo que Celi debía acatar la decisión.

Tandazo cree que hubo un acuerdo previo entre el presidente Lenin Moreno y Pablo Celi con el fin de apoyarse mútuamente y ejecutar desde la Contraloría las acciones ordenadas por el gobierno.

Otro experto jurídico, Jorge Acosta, conincide en que Pablo Celi no estaba facultado para expedir el acuerdo con el que se autoproclamó como contralor subrogante, porque antes ya fue removido como subcontralor.

Por esa razón sostiene que todas sus actuaciones posteriores no tienen validez y a futuro podrán ser objeto de demandas nacionales e internacionales, por parte de quienes se consideren afectados.

La dirección de Talento Humano de la Contaloría tenía plazo hasta este miércoles 19 de agosto para entregar las certificaciones requeridas por la Fiscalía. Posteriormente se convocará a las partes a una audiencia.

Lorena Jaramillo, Secretaria del colectivo Resistencia Revolucionaria Ecuador, denunció que ha recibido amenazas telefónicas por haber presentado la demanda, por lo que responsabilizó a Pablo Celi por lo que pueda suceder con su integridad.

El colectivo se creó hace tres años con el objetivo de enfentar y denunciar casos de violación a la Constitución y a las leyes. Actualmente cuenta con 145.000 integrantes en el país y en el exterior.

Anteriormente ha denunciado otros casos, como la inconstitucionalidad de la consulta popular de 2018, promovida por el presidente Lenin Moreno, que dio paso al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio, presidido por Julio César Trujillo.