Organización campesina en emergencia por paro médico en Bolivia

Médicos paralizaron sus labores por normativa que regula y controla los precios de los medicamentos.

Prensa Latina.- La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia respaldó hoy Ley de Emergencia Sanitaria y repudió el paro convocado por el Consejo Nacional de Salud (Conasa) por poner en riesgo la salud del pueblo.

Mediante un comunicado, esa confederación, que agrupa a los pueblos indígenas originarios campesinos, se declaró en emergencia para contrarrestar las medidas de presión del Conasa y otros sectores con fines políticos, en medio de una segunda ola de contagios por la Covid-19 en el país.

Asimismo, ratificaron el apoyo al presidente, Luis Arce, y al vicepresidente, David Choquehuanca, así como a la normativa promulgada el 17 de febrero pasado, que establece políticas de inmunización, contratación de personal y control de medicamentos para enfrentar futuras crisis sanitarias.

Evitar la mercantilización de la salud y regular y controlar los precios de los medicamentos para eliminar sobreprecios en farmacias y clínicas privadas también están definidos en la ley que busca derogar el Conasa, pese a que la misma fue elaborada, aprobada y promulgada con las consideraciones sugeridas por el sector médico

Por su parte, Freddy Mamani, presidente de la Cámara de Diputados de la Asamblea Legislativa Plurinacional, convocó nuevamente este martes a los sectores sociales a sumarse al diálogo para elaborar el Decreto Reglamentario de la Ley de Emergencia Sanitaria.

Mamani precisó que establecieron 30 días para hacer el Decreto Reglamentario, pero se trabajará en menor tiempo según lo planifique el Ministerio de Salud con la participación de las organizaciones interesadas en enriquecer el documento.

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, afirmó este fin de semana que el paro fracasó porque, según cifras de la Defensoría del Pueblo, más de cuatro mil 300 galenos desobedecieron la convocatoria.