OMS y otros organismos mundiales investigan el reservorio animal del SARS-CoV-2

/ Foto: Internet.

Los últimos patógenos emergentes que originaron enfermedades como la gripe aviar y el ébola son de origen animal.

Mundo.- Investigadores de todo el mundo siguen estudiando el origen del SARS-CoV-2, para muchos inició evolucionando en los animales hasta que tuvo la oportunidad de poder transmitirse a los humanos, a través de alimentos o del agua.

En internet existen varias teorías de que el virus “fue creado” y que la “crisis mundial estaba preparada”, sin embargo, los expertos desestiman estas posibilidades.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aclaró que los últimos patógenos emergentes que han generado importantes enfermedades como la gripe aviar, el ébola, influenza, lepra han tenido origen animal.

Ante la situación preocupante de que varios animales sean los responsables de algunas enfermedades, la OMS y otros organismos mundiales aprobaron medidas para que investigadores rastren el reservorio animal de varias infecciones. Además, los expertos tienen como tarea registrar la ruta de introducción a los humanos y la función de los huéspedes intermedios.

Los investigadores determinaron que los dos coronavirus conocidos como RaTG13 y RmYN02 fueron descubiertos en murciélagos, en una región de China. Estos dos linajes tenían una homología de más del 90% con el SARS-CoV-2.

Estos primeros trabajos ya determinaron que “los murciélagos son reservorios naturales de coronavirus y es probable que alberguen muchos otros coronavirus aún no descubiertos”. Pero también otros animales silvestres e incluso de granja podrían ser susceptibles de portar algún virus.

Fuente: El Universo – OMS

| JC