Octubre 2019: Viví para contarlo y la lucha valió la pena: “El hombre del escudo de cartón”

Foto tomada por : Rodrigo Buendía

Los doctores y enfermeras del Hospital Eugenio Espejo me contaron que la Policía se opuso a que me atiendan. Ellos querían dejarme morir, agregó.

Julio Flores, conocido como el hombre del escudo de cartón, víctima de las protestas de octubre de 2019, recordó que hace un año recibió cuatro impactos en su cuerpo por parte de la Policía Nacional que intentaba reprimir a los manifestantes: “Tres perdigones, dos al pecho junto al corazón, otro en l ingle cerca de la vena femoral y el otro fue con un proyectil que me llegó a la cabeza”.

“Yo viví para contarlo, yo llegué sin signos vitales”.

Señaló que cuando recobró la conciencia los médicos y enfermeras del Hospital Eugenio Espejo que le atendieron, supieron indicarle que la Policía Nacional quiso impedir su atención para dejarlo morir, sin embargo destacó que no se arrepiente de su participación en el paro nacional: “Estoy dispuesto a defender al país, porque el decreto afectaba a los ecuatorianos”.

Las secuelas que le dejó lo ocurrido

Flores detalló que perdió sus piezas detales, lo cual le ha provocado problemas digestivos ya que no puede masticar los alimentos y a eso se suma la falta de un pedazo de cráneo entre 3cm a 4 cm: “Pero la lucha valió la pena, tenga mi ideología de izquierda estaré en contra de medidas que vayan contra el pueblo, así me cueste la vida”, reiteró.

Advirtió, que pese a todo, siempre estará en primera línea defendiendo a la población: “Voy a estar siempre y no me importa lo que haya sucedido, aunque doy gracias a Dios porque tal vez las bendiciones de mi madre y mi esposa me acompañaron”.

Recuerdos

Julio indicó que luego de haberse arrodillado en la 10 de agosto con una bandera en su espalda para que una tanqueta de la Policía frene, los uniformados empezaron a perseguirle y un día cuando solo tuvo un cartón como escudo, a lo lejos, los policías se enfilaron y empezaron a lanzar proyectiles.

“Los policías se unieron con escudos y dejaron un huevo por donde pusieron la carabina, el primer impacto no lo acepté como de perdigón, pasando 3 segundos me lanzaron otro y fue apuntado y el tercero fue cuando me intente retirar y ahí fue en la ingle junto a la vena femoral”.

Frente a ello manifestó que las declaraciones de la ministra de Gobierno, María Paula Romo, desconociendo lo ocurrido han sido dolorosas.

Amenazas

Resaltó que desde su participación en el paro la Policía vigila su casa, también informó que han intentado allanarle luego de haber dado una entrevista: “Rompieron los vidrios de mi casa. Hemos recibido amedrentamiento, pero a mí no me doblegaran aunque mi esposa, que tiene diabetes crónica, está con bastante miedo”.

 Colaboración

Julio Flores es una hombre jubilado que recibí una pensión de un poco más de USD200, varias organizaciones y personas se han unido para ayudarle a reparar su dentadura, si usted desea colaborar lo puede hacer la cuenta de ahorros del Banco del Pichincha 4164091200.

Mensaje

“Más que la colaboración económica lo que pido es que reaccionemos como pueblo porque están vendiendo los activos de nuestro país”.