No es descabello un posible confinamiento ante un repunte de casos que se avizora, señala epidemiólogo

Como vamos a tardar en vacunar y como damos tratamientos ineficaces, probablemente Ecuador se convierta en el centro de las mutaciones de coronavirus en el mundo, agregó.

Daniel Simancas,  epidemiólogo y director de investigación de la Universidad UTE, señaló que no sería descabellado pensar que se llame a un nuevo confinamiento por el repunte de casos de Covid-19 que se avizora en el país: “Coincide y vemos un fenómeno que la gente se reunió antes de navidad, la gente hizo su fin de año y ese es el impacto que estamos teniendo y lo de fin de año estaremos recién empezando a ver”.

El experto aseguró que las próximas dos o tres semanas serán dramáticas para el Ecuador por el incremento explosivo de contagios, sin embargo reconoció que no se reflejará en las estadísticas porque no hay suficientes pruebas para detectar el virus.

Indicó que la nueva cepa informada el lunes 11 de enero por las autoridades, probablemente haya estado circulando desde hace mucho tiempo atrás: “No hay una sola persona contagiada, así que en las próximas horas se dará a conocer lo que está pasando en realidad (…) La variante está en todo el mundo y hay decenas de personas que han llegado al país provenientes de naciones que han reportado la prevalencia de esta variante”.

Puntualizó la necesidad de no hacer de menos a la nueva información, puesto que la cepa detectada es más contagiosa y entra más rápido a las células, por ello criticó que Ecuador no esté preparado para detectar las variantes que circulan.

“Probablemente como vamos a tardar en vacunar y como damos tratamientos ineficaces, probablemente Ecuador se convierta en el centro de las mutaciones de coronavirus en el mundo”

Reprochó que desde el Gobierno se dé mensajes equivocados a la población que ha empezado a creer que la vacuna llega en enero y no pasa nada, por lo que sigue reuniéndose: “He escuchado a quienes dicen que como se están poniendo la Ivermectina ya no usan mascarilla. Se tiene irresponsabilidad con los mensaje mixtos e imprecisos a la población, cuando el mensaje debe ser claro y dejar de lado la demagogia”.