Niños habrían muerto intoxicados por una sustancia química

Foto: Policía Nacional

La principal sospechosa es la madre de los menores de edad que permanece hospitalizada por envenenamiento. Los agentes analizan una carta en la que la mujer relataría lo sucedido.  

Punto Noticias.- Las autopsias practicadas a dos niños que fueron hallados ayer sin vida en el sector de Pifo, parroquia de Quito, determinaron que fallecieron por intoxicación con una sustancia química.

Producto de las primeras investigaciones también se conoció que el hombre que estaba enterrado en la misma casa presentó síntomas de haber ingerido alguna sustancia y de haber sido asfixiado.

Los equipos forenses consideraron que esta persona tendría unos 35 años de edad y, al momento, se buscan datos para determinar si era parte del entorno familiar de los niños fallecidos y de su madre.

La mujer permanece hospitalizada luego que tuviera síntomas de envenenamiento. Ella es la principal sospechosa de este hecho, por lo que se espera su recuperación para ser sometida a la justicia.

Como parte de las investigaciones se conoció que el exesposo de la mujer estaba internado por haber ingerido alguna sustancia química, así como la señora que cuidaba a los niños fue asistida al haber sido obligada a ingerir una sustancia que supuestamente era para prevenir la Covid-19.

La sospechosa habría escrito una carta en la que relataría lo sucedido y la cual está en poder de los agentes.

Fausto Olivo, director de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased), manifestó que la carta ayudará en la investigación.

“Nos orienta mucho y podría haberse tratado de un intento de homicidio y suicidio”, señaló.

Además, se analizará el perfil psicológico de la sospechosa para saber si tenía la intención de causar daño.

Los niños fueron encontrados sobre una cama del departamento en el que vivían y se presume que murieron la tarde del martes.

Mientras, el cadáver del adulto en estado de descomposición fue hallado bajo el lavabo del área destinada para la cocina. Los agentes lo encontraron cubierto con un plástico y cemento.

Fuente: El Comercio, Pichincha Comunicaciones, redes sociales